diciembre 2, 2022

Cronica

Mundo completo de noticias

50 países instan a China a liberar a los uigures detenidos

4 min read

comentario

NACIONES UNIDAS – Cincuenta países, en su mayoría occidentales, instaron el lunes a China a implementar plenamente todas las recomendaciones de un informe de la ONU que acusa al país de posibles «crímenes de lesa humanidad» contra los uigures y otros grupos étnicos en su mayoría musulmanes, incluida la adopción de medidas inmediatas para liberar a todos esos » privados arbitrariamente». de su libertad” en el extremo oeste de la provincia de Xinjiang.

El embajador de Canadá ante la ONU, Bob Rae, leyó la declaración en una reunión del comité de derechos humanos de la Asamblea General expresando su profunda preocupación por la situación de los derechos humanos en China y el fracaso de Beijing hasta ahora para discutir los hallazgos del informe sobre las violaciones en curso contra los uigures y otros grupos musulmanes.

Los grupos de derechos humanos acusaron a China de llevar a un millón o más de personas de grupos minoritarios a campos de detención, donde muchos dijeron que fueron torturados, agredidos sexualmente y obligados a abandonar su idioma y religión. Los campamentos fueron solo una parte de lo que las organizaciones de derechos humanos llamaron una campaña implacable contra el extremismo en Xinjiang, que también incluyó políticas draconianas de control de la natalidad y restricciones radicales al movimiento de personas.

La evaluación de la oficina de derechos humanos de la ONU con sede en Ginebra se publicó en las actas finales del mandato de cuatro años de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el 31 de agosto. Corroboró en gran medida informes anteriores de investigadores, grupos de defensa y los medios.

READ  Guatemala inicia consulta sobre proyecto de níquel descontinuado

El informe concluyó que China había cometido graves violaciones de derechos humanos bajo sus políticas antiterroristas y antiextremistas y pidió «atención urgente» de la ONU, la comunidad mundial y la propia China para abordarlas.

La declaración de 50 países llama al informe «una evaluación independiente y autorizada que se basa en gran medida en los propios registros de China» y «hace una contribución importante a la evidencia existente de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos en China».

A la luz de la «gravedad» de la evaluación del informe, los países expresaron su preocupación «porque China se ha negado hasta ahora a discutir sus hallazgos» e instaron al gobierno a «aplicar plenamente las recomendaciones».

Además de pedir el cumplimiento de la recomendación de liberar a todos los detenidos arbitrariamente, los 50 países instaron a China a esclarecer “la suerte y el paradero de los familiares desaparecidos” y organizar contactos y encuentros seguros.

En respuesta a la declaración, el Proyecto de Derechos Humanos de Uigur tuiteó que «un número cada vez mayor de estados miembros de la ONU están retrocediendo en el trato de China a los uigures».

El ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, James Cleverly, tuiteó que la declaración «respaldada por un récord de 50 países en 6 continentes, demuestra una creciente preocupación internacional».

Los 50 países que firmaron la declaración fueron: Albania, Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Belice, Bulgaria, Canadá, República Checa, Croacia, Dinamarca, Estonia, Esuatini, Finlandia, Francia, Alemania, Guatemala, Islandia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Islas Marshall, Mónaco, Montenegro, Nauru, Países Bajos, Nueva Zelanda, Macedonia del Norte, Noruega, Palau, Polonia, Portugal, Rumania, San Marino, Eslovaquia, Eslovenia, Somalia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Ucrania, Reino Unido y Estados Unidos.

READ  Nigeria lista para reclamar anfitriones - Nimrod - Blueprint Newspapers Limited

La semana pasada, EE. UU., Reino Unido y otros organizaron una reunión tras el informe del ex alto comisionado que incluyó a embajadores de la ONU, defensores de los derechos humanos de los uigures, el investigador especial de la ONU sobre los derechos de las minorías y Human Rights Watch.

La Misión de la ONU en China envió una carta a todos los estados miembros de la ONU expresando su “resuelta oposición” a la reunión y recomendando enfáticamente que boicoteen “este evento contra China”.

«Es un evento políticamente motivado», decía la carta, obtenida por Associated Press. «Los copatrocinadores utilizan las cuestiones de derechos humanos como una herramienta política para interferir en los asuntos internos de China, como Xinjiang, para crear división y confusión y obstaculizar el desarrollo de China».

Llamando al evento «propaganda de desinformación», la carta acusó a los patrocinadores de violar «los propósitos y principios de la Carta de la ONU y las normas de las relaciones internacionales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.