450 familias afectadas por las inundaciones en el sur de Bolívar | EL UNIVERSAL

ONas 450 casas, entre los municipios de Norosí y Arenal, al sur de Bolívar, se vieron afectadas, en las primeras horas de ayer, por el desbordamiento de los arroyos de las dos ciudades, después de cuatro días de lluvia.

Esto fue informado por el líder social Fabio Rodríguez Sierra, quien dijo que el desbordamiento es causado por la tala indiscriminada de árboles forestales y la minería ilegal en la parte superior de los dos barrancos, en la Serranía de San Lucas.

En Arenal, los distritos de Santa Rosa, Barrio Bajo, La Loma, San Antonio, Despertar, 2 de enero, Pueblo Nuevo, La Invasión y parte de los distritos de La Sabana, El Sereno y La Quebrada se inundaron, con alrededor de 910 familias en emergencia.

Un total de 120 familias de Norosí, en los distritos de la capital municipal y una vereda, así como la población de la vereda Arcadia, en el municipio de Morales, se encuentran en la misma situación.

El cantón de Regense y sus aceras, en Montecristo, además de las inundaciones, también se ven afectadas por un deslizamiento de tierra en la parte superior del municipio.

“Hoy vimos – dijo Rodríguez Rodríguez – cómo las corrientes arrastraron las herramientas utilizadas para la minería ilegal, lo que condujo a la presa de agua y la inundación de las capitales municipales de Arenal y de Norosí “.

Agregó que otro factor está relacionado con la fuerte sedimentación sufrida por los dos barrancos, debido a las operaciones llevadas a cabo por mineros ilegales, que, según él, merece la intervención de los gobiernos departamentales y nacionales.

Aseguró que hace tres años las corrientes no se habían desbordado, pero que era la primera vez que la inundación alcanzaba tal magnitud, porque devastó cosechas enteras, ingresó a los hogares y fue transportada. electrodomésticos, camas y otros artículos para el hogar.

Dijo que hace unas semanas, la oficina del alcalde de Arenal había avanzado en el fortalecimiento de un muro en la sede municipal, pero que debería suspenderse por la cuarentena.

“En este momento”, dijo, “el agua está bajando, pero lo que nos preocupa es que la cantidad de palos de las montañas se acumula en el área de La Tigrera y actúa como un corcho. , que se usa para las próximas lluvias, eleva el nivel del agua; en otras palabras, las próximas inundaciones podrían ser peores “.

Arturo Londoño Jiménez, alcalde de Norosí, dijo que la minería ilegal es un problema complejo para los gobiernos municipales porque carecen de las herramientas para enfrentarlo. “Lo único que podemos hacer”, dijo, “es informarlo al Ministerio de Medio Ambiente y otras autoridades, pero nunca han tomado medidas para ponerle fin. azotar”.

Continuó diciendo que se han realizado algunos trabajos de mitigación, pero no ha producido los resultados esperados, debido a la deforestación, sedimentación y pérdida de flujo de agua que desencadenan la minería ilegal. .

Eugenio Lobo Quiñones, alcalde de Arenal del Sur, dijo que había activado su comité de emergencia, pero también pidió a las entidades de control que aceptaran el deterioro del medio ambiente debido a la minería ilegal.

Señaló que lo que se construyó a partir del jarillon en los bordes de los barrancos evitó que la inundación fuera más desastrosa, pero aún falta un 50% y es posible que las lluvias venideras estropeen el trabajo realizado hasta ‘ahora.

El gobernador de Bolívar, Vicente Blel Scaff, dijo que había dado instrucciones para el cuidado de estas comunidades, en términos de recopilación de información y evaluación de daños.

Estas acciones se llevan a cabo con los consejos municipales de gestión de riesgos encabezados por alcaldes y entidades como la defensa civil, la Cruz Roja, la infantería, la marina y el ejército.

You May Also Like

About the Author: Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *