Internacional

Rousseef asegura que quienes la juzgan son corruptos

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, manifestó ser víctima de una gran injusticia, y que en cambio el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha que lidera las acusaciones en su contra, es investigado por la fiscalía debido a presuntos actos de corrupción.

Rousseff hizo alusión a algunos legisladores,  –pero en escial a Cunha–, pues ellos son acusados, yo no tengo acusación. Lo más extraño es que quien me juzga es corrupto, afirmó  y agregó que todo el mundo sabe que tiene cuentas en el exterior y que está acusado por el Ministerio Público, señaló, mientras que los presentes coreaban: fuera Cunha.

La jefa de Estado, dijo ser víctima de una gran injusticia e insistió que no cometió ningún crimen de responsabilidades que argumente la apertura de un proceso de destitución en su contra.

La presidenta de Brasil, aseguró que está siendo acusada por practicar unas maniobras cometidas desde 1994 por todos los Gobiernos que la precedieron y subrayó que eso demuestra que en Brasil hay dos pesos y dos medidas.

 

Mas en Internacional

La policía española busca al autor de los atentados en Barcelona

Manifestantes protestan en primera visita de Trump a su casa en Nueva York

En medio de polémica, Trump condena “violencia racista” en Charlottesville

Ataque “terrorista” contra restaurante en Burkina Faso; 18 muertos

“Desamor” de los franceses por Macron, tras 100 días

Cristina Kirchner se atribuye victoria en primarias de Buenos Aires

El Big Ben guardará silencio los próximos 4 años

Violencia en manifestación de derecha radical en EEUU, Trump criticado

Trump evalúa “posible opción militar” en Venezuela, que promete defenderse

Trump endurece su discurso contra Corea del Norte

ESTADO DEL CLIMA: Récords de calor hacen de 2016 un año lúgubre

Corea del Norte se burla de Trump y prepara planes para atacar a Guam