Internacional

Rousseef asegura que quienes la juzgan son corruptos

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, manifestó ser víctima de una gran injusticia, y que en cambio el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha que lidera las acusaciones en su contra, es investigado por la fiscalía debido a presuntos actos de corrupción.

Rousseff hizo alusión a algunos legisladores,  –pero en escial a Cunha–, pues ellos son acusados, yo no tengo acusación. Lo más extraño es que quien me juzga es corrupto, afirmó  y agregó que todo el mundo sabe que tiene cuentas en el exterior y que está acusado por el Ministerio Público, señaló, mientras que los presentes coreaban: fuera Cunha.

La jefa de Estado, dijo ser víctima de una gran injusticia e insistió que no cometió ningún crimen de responsabilidades que argumente la apertura de un proceso de destitución en su contra.

La presidenta de Brasil, aseguró que está siendo acusada por practicar unas maniobras cometidas desde 1994 por todos los Gobiernos que la precedieron y subrayó que eso demuestra que en Brasil hay dos pesos y dos medidas.

 

Mas en Internacional

Recortes de Trump a la ONU imposibilitan programas de la ONU

El papa Francisco recibe a Trump; encuentro para limar asperezas

Hallan cuatro alpinistas muertos en el Everest

Los héroes del atentado de Mánchester: dos personas sin hogar

Sandro Rosell, expresidente del Barça, detenido por blanqueo de capitales

Jefe de inteligencia (EEUU) guarda silencio sobre presión de Trump

Mánchester desafía a la tragedia y se vuelca en ayudar

Sospechoso del ataque suicida de Manchester tenía orígenes libios

Trump: lucha contra terrorismo “no es batalla entre religiones”

“#Resistencia”: Más de 200.000 personas protestan contra Maduro

Oposición venezolana marcha para mostrar “fuerza” en las calles

Trump ya está en Arabia Saudita, su primera parada en gira internacional