Nacionales

Robinson: Si los guatemaltecos quieren cambiar el país, ellos deben hacerlo

Conversatorio

Todd Robinson:

Hay diputados por los que francamente no tengo ningún respeto…

El embajador Todd Robinson ha sido uno de los diplomáticos estadounidenses más activos y controversiales de los últimos tiempos. En muchos sectores lo ven como ‘intervencionista’, otros lo etiquetan de izquierda, y algunos aplauden sus actitudes. Su período en Guatemala está por terminar, y ahora mismo está de nuevo en medio de una polémica. Estas son respuestas que ha dado esta semana en dos encuentros periodísticos con Crónica.

Gonzalo Marroquín Godoy

Desde que se inició la nueva era democrática en Guatemala, han llegado un total de 11 embajadores de los Estados Unidos, cada uno con personalidad diferente y también con un estilo de trabajo distinto. Todd Robinson llegó a Guatemala el 16 de septiembre de 2014, nombrado por la administración de Barack Obama. No hubo cambio con la llegada de la administración de Donald Trump, pero su salida del país está próxima por la política de rotaciones del Departamento de Estado.

En los últimos días de junio ha provocado una nueva polémica, al llamar idiotas a cuatro diputados, durante un encuentro con periodistas. Un día después ha vuelto a hablar con Crónica en entrevista exclusiva, en la que expone su visión sobre Guatemala y sus relaciones con Estados Unidos.

A continuación, los aspectos relevantes de estos dos encuentros y conversaciones.

¿Qué representa un país pequeño como Guatemala para Estados Unidos, tomando en cuenta su ubicación y tamaño?:

Bueno, Guatemala no es tan pequeño. Es el país más grande de Centroamérica. Además, pasan por su territorio casi todos los migrantes del sur que buscan llegar a Estados Unidos. No es cuestión de tamaño. Guatemala es un país importante para nosotros.

Guatemala representa algunos retos importantes para EEUU: migración, crimen organizado y tráfico de drogas. Pero también representa oportunidades: recursos naturales y el ámbito comercial. Guatemala es y ha sido un socio importante en la lucha contra algunas de estas amenazas para EEUU.

Por eso aportamos millones de dólares para contribuir a resolver los problemas sociales y políticos del país.

¿Por qué tanta atención al tema de corrupción?:

Desde mi punto de vista, uno de los mayores problemas que toca a todos los otros problemas, es la corrupción. Hay varias razones para que el tema de este país haya sido importante para Washington. La primera, es que a mi juicio, la corrupción es el eje de los demás problemas y por eso hemos puesto tanta atención. Cuando yo estuve en el país en 2009, la corrupción ya era un problema para atender los demás problemas, como el sistema de educación, la mal nutrición, la desnutrición crónica, la falta de seguridad y el acceso a la Justicia. Todos esos problemas desde mi punto de vista inician y terminan con la corrupción.

Lleva 3 años en el país. Han pasado 3 gobierno diferentes en ese tiempo, y Usted lo ha vivido. Desde su visión ¿qué ha cambiado en Guatemala en ese tiempo?:

Lo más importante para mí es la participación de la sociedad en los acontecimientos del país. No digo la sociedad civil, sino la sociedad. Desde 2014, durante la discusión del mandato de CICIG, las redes sociales, en los medios, se preguntaban si estaban listos para tomar la responsabilidad.   Llegamos a 2015, cuando los guatemaltecos tenían que tomar una decisión. Uno de los factores más importantes era el descubrimiento público de la corrupción en el Palacio. Eso fue lo más relevante para convencer a la sociedad que si necesita seguir con CICIG. Se dio un grito único contra la corrupción entonces.

No vi esta participación en 2009 con Rosemberg, ni con el inicio de los casos de Vielmann en España o Sperisen en Suiza. Antes no había esta participación, no había discusión intensa sobre como son en este país.

¿En estos tres años, qué momento difícil le ha tocado vivir?

Si, han sido varios momentos difíciles. Pero cuando entendimos claramente que la vicepresidenta tendría que salir, en ese momento yo pensé que había peligro. Me preocupé mucho por la seguridad de mi equipo, de los americanos que trabajan aquí, porque yo entiendo que había tenido una participación bastante pública en lo que estaba pasando en aquel momento (2015), esto para mi fue difícil, porque yo cuento con seguridad, pero ellos no.

Y ahora ¿cómo es su relación con el presidente Jimmy Morales?

Tengo una relación muy fluida con el Presidente. No tengo ningún problema. Hablamos mucho, y prueba de esa buena relación es la foto selfie que subió a su cuenta de Twitter. Con todos los presidente mi relación ha sido buena. 

Esta fotografía junto a Jimmy Morales en Miami, es mencionada por el embajador, como una demostración de la buena relación que dice tener con el presidente Jimmy Morales.

Ustedes (EEUU) apoyan a la Fiscal General, Thelma Aldana.   ¿Cómo se tomó que no haya sido incluida en la delegación de Guatemala al encuentro en Miami?.

Es lamentable la relación entre el Presidente y la Fiscal General. El punto de vista nuestro, es que hemos logrado todos los éxitos que hemos visto, porque hemos trabajado en equipo: el Ejecutivo, MP, CICIG y la comunidad internacional.

Cuando estos cuatro trabajamos unidos, ganan todos. En la otra mano, solo caben los políticos corruptos, el crimen organizado y los que no tienen los intereses del país primero. Mi esperanza es que en el futuro cercano podamos recuperar y reconfirmar este equipo.

Desde mi punto de vista, el país corre el riesgo de un retroceso en el tema de justicia con la salida en mayo de la Fiscal General y el fin del mandato de CICIG en 2019. ¿Ve el mismo peligro?:

Yo creo que el sistema está cambiando. Estamos en un momento de transición de lo que pasó antes –un sistema comprado por intereses– hacia un sistema bastante diferente. Espero que hasta más independiente. Pero la verdad es que los avances aquí no dependen de la comunidad internacional ni de la ONU. Si los guatemaltecos como sociedad quieren cambiar el país, ellos mismos deben hacerlo. Hemos visto lo que los guatemaltecos hacen cuando quieren lograr algo. En 2015, los guatemaltecos pidieron la renuncia de un gobierno y la lograron.

Eso no es de izquierda ni derecha. Es corrupción o no corrupción.

El embajador ha demostrado su apoyo y el de EEUU hacia el MP y la CICIG –Thelma Aldana e Iván Velásquez–.

Pero ¿ve peligro de retroceso?

Siempre hay peligro de esto. Pero de nuevo, esto depende de los guatemaltecos. Nosotros estamos aquí como huéspedes.

Si esto pasa, nosotros somos firmes en nuestro proyecto en cuanto a la lucha contra la corrupción. Hasta ahora los gobiernos de la región están también firmes en los mecanismos internacionales, como CICIG. Este apoyo firme continuará en el futuro. Si hay apoyo de los gobiernos a las instituciones de Justicia, continuará el apoyo internacional… de lo contrario cambiaría.

Esta fotografía junto a Jimmy Morales en Miami, es mencionada por el embajador, como una demostración de la buena relación que dice tener con el presidente Jimmy Morales.

La sociedad ahora está más polarizada y dividida. Los políticos, hábilmente, se encargan de fomentar más esa división…¿le parece?

Parece izquierda y derecha, pero no es así. Usted puede ver quien apoya la lucha contra la corrupción y la impunidad y quien está en contra. En contra está la derecha más radical y aquellos que tienen intereses particulares, pero no la masa, en donde hay ciudadanos confundidos y desesperados. Sin embargo, fuera de la ciudad, hay personas con hambre, enfermos, frustrados y pobres y esta es la masa más importante.

Los ciudadanos de occidente están votando ya con sus pies, caminando hacia EEUU. Ellos entienden perfectamente lo que está pasando. Quieren información, pero lo que no tienen son oportunidades. Entienden lo que está pasando acá y tienen que tomar una decisión: quedarse aquí a morir en un hospital sin medicinas, sin comida, sin empleo ni oportunidades, o caminar hacia mi país. No son estúpidos, ellos entienden.

¿Será que es suficiente hablar de cambio para que el cambio se pueda dar?; ¿ve Usted cambios?:

Recordemos que hay intereses que quieren tener controlado el país. Cuando ellos pierden el control ¿quien lo gana?… ¡la sociedad guatemalteca! El rumbo está cambiando. Ahora estamos hablando de cambios en la justicia, cambios en el organismo judicial, instituciones independientes. Hay cambios. Yo diría que el país está cambiando y está marchando en la dirección positiva.

¿Y puede un país marchar en la dirección positiva si el sistema político y el sistema socioeconómico siguen siendo lo mismo que han sido en el pasado?

La pregunta debe ser si va a continuar así. Recordemos que se están discutiendo cambios a Ley electoral y reformas en la estructura del Organismo Judicial.

(Interrupción) Pero las reformas están casi muertas…

No, no están muertas. Han pospuesto la discusión. Tenemos la estructura política y tenemos que trabajar en esta estructura para cambiarla. Esto no se hace en un año, ni dos. Es una estructura que se ha construido en 100 o 200 años.

Es interesante. Yo hice un tuit sobre un artículo de Marielos Monzón, y en la respuesta me decían que todo ha sido a raíz de la intervención de EEUU en 1954. Pero ¿será que antes de eso Guatemala era un paraíso?. No lo creo.

Sobre ese acontecimiento, el presidente Clinton vino a Guatemala para pedir disculpas, pero la verdad es que estas estructuras se han construido a lo largo de mucho tiempo y va a tomar tiempo cambiarlas. En 2015 se inició el cambio.

¿Cómo mira al sector privado guatemalteco en este momento?

Yo creo que es importante aclarar que cuando nosotros decimos ‘sector privado’, tradicionalmente eso identificaba a un grupo conocido de este país. Pero es importante hacer notar que el sector privado está cambiando. Ahora hay más inversión extranjera, hay otras personas que no son parte del CACIF ni de Fundesa y que están participando en el desarrollo del país.

Algunos de ellos estuvieron en la reciente reunión en Miami. Generan empleos y quieren ayudar a cambiar la dirección del país. Los veo activos en el futuro.

No quiere decir que no valoremos al sector privado tradicional, pero este grupo está creciendo y con esto, nosotros estamos conscientes de que veremos nuevas ideas, nuevas modas para hacer las cosas. Desde mi punto de vista es buenísimo. Siempre he dicho que Guatemala no se puede dar el lujo de descalificar a nadie, porque se necesita el esfuerzo de todos.

Cambiando de tema ¿qué le hizo tener una expresión tan fuerte contra cuatro diputados?:

Yo creo que hay un mayor conocimiento de los problemas serios en Guatemala. Mis comentarios fueron en parte, derivados de mi frustración ante su incapacidad o imbecilidad ante los problemas nacionales. Yo, mi equipo y la comunidad internacional, a diario estamos tratando de atender estos problemas serios, que se sienten más fuerte fuera de la ciudad.

Para mi es escandaloso que los diputados recauden fondos, millones de dólares, para hacer cabildeo en Washington. Usar sus nombres y hacer usar sus nombres para este fin… no tengo palabras.

He tenido la oportunidad de viajar por casi todo el país. Hay gente muriendo. Esta noche miles de personas van a decidir: ¿me quedo o camino hacia EEUU?. Imagínese lo que se podría hacer con US$8 millones.

No he escondido mis sentimientos sobre este Congreso. Hay algunos en este Congreso con quienes he trabajado muy de cerca, y hay otros que francamente no tengo ningún respeto por ellos ni como congresistas, ni como autoridades de este país.

Lo más importante es que el programa de la comunidad internacional no va a cambiar, vamos a seguir luchando contra la corrupción, vamos a apoyar a las comunidades, vamos a apoyar a las personas más vulnerables de este país. No vamos a perder tiempo ni recursos en cosas así. Sabemos en donde tenemos que enfocarnos y vamos a seguir haciéndolo.

Robinson no esconde su disgusto contra algunos diputados.

Usted se muestra más optimista, en términos generales, sobre la situación del país…

Yo tengo esperanza en este gobierno, hay gente capaz, creativa, con compromiso con el país. Los responsables de la SAT, Gobernación, Salud, Trabajo y el propio Presidente. Yo he pasado mucho tiempo con él. No se, quizás me ha engañado, pero cuando habla de las condiciones de los guatemaltecos en EEUU tratando de sobrevivir, le veo auténtica pena, yo le creo.

Mas en Nacionales

Guatemala inicia trámite de extradición de exembajador arrestado en España

Escapando por el mundo a la espera de tiempos más favorables

Expresidente Otto Perez Molina desacredita cargos de corrupción

EFEMÉRIDES: En un día como hoy, 16 de octubre…

Reinicia con tropiezos el juicio por genocidio contra Ríos Montt

El viernes se reabre (a puerta cerrada) juicio por genocidio contra Ríos Montt

Trump, como Chávez-Maduro y Correa, amenaza a la prensa independiente

Presentan el décimo informe de labores de la CICIG en Guatemala

Jimmy Morales vuelve a la carga: Gobierno revoca visa a Iván Velásquez

Llaman a crear frente contra corrupción e impunidad

Baldetti, como Arzú: ‘En 2015 hubo golpe de Estado contra nosotros’

Lluvias dejan un muerto y 62.400 afectados en una semana

Caja de Pandora”, el caso que une a Byron Lima con Arzú

Embajador Arreaga reitera apoyo a lucha contra la corrupción