Politica

¿Quién manda en Guatemala?

Opiniones difieren

Un panel de analistas, integrado por representantes sectoriales y líderes de opinión, fue consultado por Crónica para entender qué tipo de liderazgo se percibe hoy en el país. Las respuestas solo confirman la incertidumbre manifiesta. El reto de asumir el rol principal, es grande para el presidente Jimmy Morales.

Grupo de Política Crónica

El presidente de un país es reconocido casi siempre como el principal líder o el que conduce y tiene mayor potencial de mando. Ese ha sido también un patrón que se ha repetido en Guatemala —con raras excepciones—, pero esta vez la respuesta es contundente. Muy pocos expertos ven a Jimmy Morales como el principal foco de mando o de poder.

Se trata de un ejercicio a un nivel de élite. Crónica hizo la misma pregunta a un grupo de personalidades que considera muy bien informadas y analíticas, para saber lo que se percibe en este momento, en el cual el país vive situaciones de cambio e incertidumbre, con pulsos políticos, conflictividad social, y lucha contra la impunidad y la corrupción.

En total se consultó y preguntó a 32 representantes de diversos sectores ¿Quién manda en Guatemala? O ¿ejerce mayor liderazgo?

Las opciones que se les dieron a los entrevistados, fueron las siguientes: el mandatario Jimmy Morales; el presidente del Congreso, Mario Taracena Díaz Sol; el embajador de Estados Unidos (EE. UU.), Todd Robinson; la fiscal general y jefe del Ministerio Público (MP), Thelma Aldana, y el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez o ninguno de ellos.

El 62.5 por ciento dijo que ninguno manda en la nación, el 25 por ciento consideró que el poder lo ejerce el embajador de EE. UU., el 6.25 por ciento razonó que es el mandatario Morales y otro porcentaje igual afirmó que, Velásquez de la CICIG.

Los entrevistados para el presente trabajo periodístico son analistas políticos y económicos de diversos tanques de pensamiento, académicos y politólogos de las universidades privadas y públicas del país, periodistas y columnistas, activistas sociales y de derechos humanos, organizaciones projusticia, sindicalistas, sectores indígenas, líderes religiosos y gremios empresariales.

Vacío de poder

Jimmy Morales

En la obra Alicia en el país de las maravillas hay un pasaje en el cual el personaje central de la historia llega a una bifurcación en el camino y le pregunta al Gato de Cheshire, ¿Qué camino debo tomar?

El Gato le responde con otra interrogante, ¿Para dónde vas?; ella le contestó, ¡No lo sé! Tras escuchar esta respuesta, el felino le dijo: ¡Entonces no importa!

Este pasaje del cuento es narrado en el libro Bien Hecho —escrito por Ken Blanchard— y se asemeja en alguna manera a lo que muchos creen que está ocurriendo en el país actualmente.

La nación navega sin rumbo definido, debido a que no existe actualmente un liderazgo que sobresalga y tome las decisiones necesarias para resolver los graves problemas económicos y sociales que aquejan a la población.

Y es que la mayoría de líderes sociales consultados, el 62.5 por ciento, considera que nadie manda, y dejan entrever que el presidente Morales no asume el liderazgo que demanda su alta investidura y que; además, exige la profunda crisis institucional y social por la que atraviesa la nación.

Entre los que creen que nadie ejerce el poder en Guatemala está Hellen Mack, de la Fundación Mirna Mack. En el caso del Ejecutivo, quienes mandan son exmilitares cercanos a Jimmy Morales. Pero el liderazgo nacional lo debería tener el Presidente; sin embargo, no lo tiene, y ese es un problema. Él encarna la unidad de la nación, y debería dar una claridad del rumbo del país, pero no lo está haciendo, advierte Mack.

Carlos González, analista económico de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales(Asies), también comparte esa opinión. Estamos en una situación confusa, debido a que el poder está repartido en los diferentes entes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Creo que hay que esperar más tiempo para conocer realmente si existe un poder que mueva a los demás, afirmó el experto en temas económicos.

Para Eleonora Muralles, de Familiares y Amigos contra la Delincuencia y el Secuestro (FADS), el poder real no lo tienen las instituciones del Estado y aún está comenzando a forjarse.

A la lista se suma el analista político Renzo Rosal, quien argumenta: El poder Ejecutivo, que ha tenido un papel muy fuerte de autoridad en años anteriores, hoy está totalmente invisible, hay un factor negativo porque no es posible que tengamos un poder en decadencia como el que tenemos ahora.

También está la premio nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, quien subraya: Hay muchos poderes encontrados en el país, desafortunadamente no tienen una organización fuerte para resolver las necesidades más importantes para la población, como son la inseguridad, salud, educación y pobreza, que está en momentos muy difíciles.

En tanto que Nery Rodenas, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado, considera: En cualquier parte del mundo, quien tiene mayores recursos, tiene generalmente mayor poder, y acá, quien tiene mayores recursos, tiene mayor posibilidad de que las cosas salgan como sus intereses convengan.

¿El poder detrás del trono?

22482664852_f1f2fe14d0_o

El poder político no está en la zona 1 de la ciudad capital, sino en la Avenida de las Américas, específicamente en la sede de la Embajada de EE. UU., en Guatemala. Y es que para el 25 por ciento de las fuentes consultadas el poder detrás del trono lo ejerce el embajador norteamericano Todd Robinson.

Entre los que sostienen esta tesis se encuentran analistas políticos de tanques de pensamiento, académicos, periodistas y columnistas o formadores de opinión pública.

El diplomático estadounidense ha mantenido una actitud muy activa de denuncia de los principales problemas que aquejan al país, y en el mes de abril aseguró que en su lista de prioridades el tema de la soberanía está en último lugar.

Lo dicho en esa ocasión por el jefe de la diplomacia norteamericana, fue, aunque no lo confirmó, en alusión a una declaración pública del nuncio apostólico Nicolas Thevenin, quien había pedido al cuerpo diplomático acreditado en la nación, evitar la injerencia en temas internos de Guatemala.

Cristhians Castillo, analista del área sociopolítica del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac), es uno de los ocho entrevistados que piensa que Robinson es quien manda en Guatemala.

En el poder, no hay espacios vacíos, el espacio de poder y autoridad lo ha tomado el gobierno norteamericano, dado que nos considera una de las cinco amenazas a la seguridad nacional. Es que tienen distintas estrategias, una es la diplomática encabezada Robinson, otra la estrategia del garrote, representada por la presencia del jefe de comando sur, que ha estado varias veces en Guatemala. Y las estrategias constitucionales encabezadas por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. Como lo dijo Mario Taracena, los únicos polos de poder con los que hay que hablar son Todd y don Iván, afirma Castillo.

A él se suma Alejandro Aguirre, del Instituto por la Democracia (ID) de la Coordinación de ONG y Cooperativas (Congcoop): Nosotros hemos hecho análisis de poder y nos dimos cuenta de que la influencia de Estados Unidos y la embajada, está inmersa en todas las instituciones. Hay una estrategia montada que tiene que ver con ellos, por eso, buscan hacer los gobiernos mucho más honestos, para poder garantizar que los recursos que van a dar, ayuden en el desarrollo del mismo y de la nación.

El diplomático estadounidense ha dicho en reiteradas ocasiones que su nación está comprometida en la lucha contra la corrupción y que no le importa si esta es cometida por un político, sector privado o alguien de gobierno.

Es más, ha enfatizado que le preocupa que existan guatemaltecos que se estén muriendo de hambre, que haya insuficientes medicamentos en los hospitales nacionales, que aún queden hogares que no tienen acceso a energía y agua potable. Además, indicó que le inquieta la situación del occidente del país, los problemas en el corredor seco, la lucha contra la corrupción, la falta de transparencia y el Congreso que lucha por mantener los privilegios —de la clase política tradicional—. Yo creo que es muy interesante que haya gente hablando de estar ofendida con mis palabras, pero no están ofendidos de que gente esté muriendo de hambre, enfatizó en esa ocasión.

Stephanie López, analista política del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), acota: Tenemos que comprender que atravesamos por una democracia tutelada; es decir, que es una agenda internacional la que maneja los asuntos nacionales, con el objeto de depurar las instituciones y que puedan caminar por si solas.

Morales, sin ejercer la unidad nacional

Jimmy Morales

Del total de encuestados, solo el 6.25 por ciento consideró que el gobernante es quién manda en el país, a pesar de ser él quien encarna la unidad nacional. Y es que el jefe de gobierno, nuevo en el mundo de la política y con un pasadoexitoso como comediante, ha demostrado que no sabe qué hacer para resolver los graves problemas de la nación.

Tenemos que pensar en que es el Presidente, él es el que manda en Guatemala. Porque es la figura que representa la unidad nacional. Por supuesto que van a existir, sin duda, presiones que estarían desfigurando esa realidad, pero nosotros tenemos que mantenernos en el sentido de que es el presidente el que manda, expresó César Vásquez, presidente de la Alianza Evangélica de Guatemala y uno de los pocos consultados que opina de esta manera.

Luego, agregó el líder religioso: Nosotros, desde la perspectiva de la iglesia evangélica, no somos estrategas políticos, no vemos el asunto bajo las diferentes presiones que se dan o cosas por el estilo. Lo vemos desde una perspectiva estructural que dice que no hay autoridad que no haya sido puesta por Dios, y en este caso, para nosotros, la autoridad es el Presidente electo libre, popular y democráticamente.

Sumado a ello, argumentó Velásquez que el gobernante ha dado muestras de liderazgo, a pesar de que hay otras sombras a su alrededor.

Esa percepción también es compartida por Rolando Paiz, presidente de la Asociación Guatemalteca de Exportadores.

El presidente Morales está liderando el Ejecutivo, vemos que va paso a paso dentro del caos que esperamos que ordene y, por ello lo elegimos. Fortalecer las instituciones, captar ingresos, proveer seguridad, educación, salud, y hacer crecer la economía, no se logra en seis meses, enfatizó el líder empresarial.

También indicó: Estamos contribuyendo con todo lo que tenemos, para la generación de empleos, impulsando programas concretos en todo el país, a través del crecimiento de las exportaciones. Pregúntenos dentro de un año.

ivan.lahora

Para otros entrevistados, quien gobierna en el país es Velásquez, jefe de la CICIG, y cuya gestión ha destacado por desarticular y llevar ante los tribunales a poderosas estructuras criminales incrustadas en el Estado y que nadie en el pasado se había atrevido a tocar. Entre ellas destaca, sin ser la única, la liderada por el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

Todo lo que dice Iván Velásquez, bueno o malo, es aceptado. Nos hemos vuelto una especie de colonia, en más de alguna ocasión se ha dicho que Iván Velásquez es una especie de Procónsul, señala la columnista y formadora de opinión pública, Karen Cancinos de García.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales