Politica

Morales y Torres Marca vrs. estructura

A nueve días para las elecciones presidenciales de segunda vuelta existe un desinterés de la ciudadanía por las votaciones. La ausencia de información de planes de trabajo concretos abonan a ello. Mientras la estrategia del partido FCN-Nación para ganar las elecciones se enfoca en fortalecer la marca anticorrupción que encarna su candidato, la UNE le apuesta a su estructura partidaria.
Rodrigo Pérez
rperez@cronica.com.gt
La carrera por la Presidencia de la República entre Jimmy Morales, presidenciable del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), y Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), entra a su recta final en medio de un total desinterés de la población.
Ello debido, entre otras cosas, a la falta de planes de gobierno concretos, nula información de los equipos de trabajo de los candidatos y vaga información de cómo financiarán sus programas y proyectos el otro año. En el fondo, entre los votantes, persiste la percepción de que gane quien gane el país seguirá igual.
Cada presidenciable marcha solo en pos de la victoria, sin alianzas políticas visibles; uno apostándole a su marca de nuevo político incorruptible, mientras el otro deposita su confianza en su organización partidaria y en convencer al electorado que conoce cómo funciona el Estado.
Hasta el momento no existen encuestas serias que permitan establecer quién aventaja a quién y en qué medida. Los expertos, sin embargo, creen que la elección será cerrada.
A nueve días para que la población acuda a las urnas, los dos candidatos que pasaron al balotaje han puesto a trabajar a su máxima capacidad su maquinaria partidaria y propagandística para destacar sus fortalezas y minimizar sus debilidades.

Refuerza sello distintivo
Morales, sin experiencia en la administración pública, postulado por un partido pequeño y con una muy débil estructura partidaria, está descargando en la recta final sus baterías de propaganda para reforzar su imagen de representar a una nueva clase política y de no ser corrupto ni ladrón.
Esa es su marca, el rasgo distintivo que lo llevó a ganar la primera vuelta electoral con 1 millón 167 mil 30 votos, sobre todo en áreas urbanas. Su estrategia para la segunda vuelta casi no ha variado.
Sus mensajes en foros, debates y las redes sociales están cargados de palabras que buscan cincelar en la mente del imaginario social que es incorruptible, vinculando a Torres con esa clase política tradicional que la población rechaza.
Este 25 de octubre cortemos todo vínculo con el vergonzoso pasado político de Guatemala, dice el presidenciable de FNC-Nación en un video colgado en su cuenta en Facebook. En otro dice: Tú tienes en tus manos la decisión de si seguimos con la vieja forma de hacer política o si damos paso al cambio que Guatemala necesita.
Ha intentado, sin embargo, sin éxito hasta el momento, desvincularse de los señalamientos de tener vínculos con exmilitares de línea dura. Tampoco ha logrado revertir la percepción de inexperto en la administración pública.
Me han dicho que no tengo la capacidad, y quizá en eso tengan razón. Pero como dijo el Maestro de maestros: “Si los que tienen que predicar no lo hacen, las piedras tendrán que hablar”. Efectivamente, si los que tienen que hacer las obras no lo hacen, otros tendremos que estar dispuestos a hacerlo. Pero tengo una ventaja: la capacidad se puede contratar, pero la dignidad y la honradez no se compran ni se contratan, dice en otro video subido a Facebook.
Daniel Haering, politólogo y catedrático universitario de Ciencia Política, asegura que Morales no ha sido capaz de contrarrestar la idea de que es inexperto y no sabe nada. Intenta decir constantemente que tiene maestrías, educación y capacidad. Creo que ese ha sido un defecto de su campaña, pues no ha sido capaz de generar un discurso alternativo a eso. Lo que hace es tener un buen discurso que se adapta al ambiente mediático del momento, que es la anticorrupción; pero cuando se trata de contrarrestar sus defectos, no ha sido capaz.
Torres y la estructura partidaria
La UNE no le apuesta a su figura presidencial, sino a la estructura partidaria, la cual es fuerte en el interior del país y en las zonas urbanas populares. La estrategia del partido verde, en lo que queda de la campaña electoral, descansa en los cacicazgos, en los diputados electos – y no electos-, en los jefes ediles electos –y no electos-, en los alcaldes auxiliares y en los líderes comunales.
Esa es su mayor fortaleza, a la cual apuestan de cara a las elecciones presidenciables que están a la vuelta de la esquina. Toda esa organización, creo que va a ser fundamental. Esa es la que puede determinar el 25 de octubre un giro en la intencionalidad de voto desde el imaginario social. El voto de la ruralidad organizada va a ser determinante para contrarrestar el voto de las áreas urbanas, comenta Marcio Palacios, director de la Escuela de Ciencia Política, de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).
Paralelo a ello, Torres intentar demostrar que conoce cómo funciona el Estado y que sería un grave error que alguien sin experiencia llegue al Ejecutivo. La decisión más importante es que no podemos improvisar ni ensayar, ya que el país necesita respuestas inmediatas desde el primer día de gobierno, aseguró la presidenciable de la UNE durante un foro con jóvenes organizado por Prensa Libre el pasado 5 de octubre.
Torres llega a los últimos días de campaña sin poder desvincularse del Gobierno de la UNE, que es recordado, entre otras cosas, por casos de corrupción e irresolución de problemas sociales, como la inseguridad.
Al referirse a ello, Haering asegura: Ella tiene un problema muy grande a la hora de vender la idea de que tiene experiencia y desvincularse al mismo tiempo del Gobierno de la UNE. Es un dilema comunicacional irresoluble que no ha sido capaz de sintetizar en un mensaje claro.
El politólogo y catedrático universitario, también agrega: En última instancia, siempre dice “yo tengo más experiencia que él”, pero cuando habla de esa experiencia siempre se está refiriendo al conocimiento que adquirió en el Gobierno de la UNE. Luego saca una serie de mensajes diciendo “yo con el Gobierno de la UNE no tuve nada que ver. No fue mi Gobierno”. Ahí es donde el mensaje de Jimmy Morales, de la vieja política, pega bastante bien, porque, aunque ha intentado desvincularse, no ha podido hacerlo; por eso no se puede presentar como alguien nueva.

Foros, debates y errores
Ambos presidenciables han asistido a foros y debates, reunidos con líderes religiosos, económicos y sociales para dar a conocer su plan de gobierno. Pero sus propuestas han sido ambiguas y poco concretas, sin metas precisas y cronológicas.
Se han negado a dar a conocer quiénes integrarán su equipo de gobierno y cómo van a financiar sus programas el otro año. Abonando con ello al desinterés de la ciudadanía por las elecciones presidenciales de la segunda vuelta.
La percepción de expertos en temas políticos es que Morales ha sacado ventaja a Torres en los foros y debates en que han participado, aunque aclaran que ambos destacan por propuestas y mensajes muy superficiales.
El manejo escénico y de cámaras, la facilidad de palabra y la seguridad que muestra Morales al expresarse, aunque lo que diga no tiene mayor contenido, le ha ayudado a salir mejor librado que su contendiente.
Torres, en tanto, se ha visto errática, nerviosa e insegura, lo que se debe a que adolece de las cualidades escénicas y de palabra que tiene Morales.
En cuanto a programas de gobierno, la estrategia de Jimmy Morales es muy simple, superficial, no tiene contenido, no aborda problemas estructurales, se va mucho por el chiste y lo banal. Sandra Torres tiene mejor propuesta y programa, pero en lo promocional va rezagada. Jimmy Morales está mejor en lo promocional, pero en lo programático está en la calle, asegura el analista político Rolando Quemé.

Los call center
La lucha por la presidencia del país también se libra en estos últimos días de campaña electoral en las redes sociales. Aunque las estrategias digitales son limitadas, ya que se interactúa poco con los internautas.
Sobresale, sin embargo, en ambos casos, la casi totalidad de solo mensajes de apoyo y respaldo que tienen los candidatos en sus cuentas en las redes sociales. Ellos, subidos luego de que los presidenciables se pronuncian sobre un tema de coyuntura o de cómo resolverán determinado problema nacional.
Para los analistas políticos no cabe la menor duda que esto es obra de los call center que apoyan a ambos candidatos a la Presidencia de la República. Yo los llamaría call center del control, porque hay diferentes tipos de call center. Eso ha venido a ser determinante. Somos caldo de cultivo para redes sociales que pueden tender, ojalá que me equivoque, a manipular las acciones sociales, los movimientos sociales y, en este caso, la intencionalidad del voto, asegura Palacios, director de la Escuela de Ciencias Políticas de la Usac.
También agrega: Se ve todos los días y a toda hora. Se ve cuando uno entra a las redes, cuando se escucha la radio, cuando se ve la televisión. Faltan nueve días para las votaciones. La moneda está en el aire. Estamos a punto de saber si la marca se impone a la estructura partidaria u ocurra todo lo contrario.
Morales no ha sido capaz de contrarrestar la idea de que es inexperto y no sabe nada. Ese ha sido un defecto de su campaña porque no ha sido capaz de generar un discurso alternativo a eso.
Torres tiene un problema muy grande a la hora de vender la idea de que tiene experiencia y desvincularse al mismo tiempo del Gobierno de la UNE.
Ninguno de los presidenciables ha dado a conocer planes de gobierno concretos.
La facilidad de palabra y el manejo escénico le ha permitido a Morales sacar ventaja a Torres en los foros y debates.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

lared

LaRed: ¡Choyudos!

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva