Politica

¡Mamola!

(Expresión que significa negación (¡no!), burla, mofa o engaño)

Como quien no dice nada, estamos entrando a diciembre, un mes en el que se avanza poco en casi todas las actividades –menos en las compras y parrandas–, y, 14 días después de despedir al Año Viejo, tendremos el estreno de un Gobierno que para algunos trae esperanza, para otros incertidumbre, pero eso sí, al que la gran mayoría de chapines espera que ojalá que le vaya bonito, como dice Vicente Fernández en una de sus canciones.

En la reunión semanal de La Red de colegas meseros, me contaron todos los chambres que se escuchan sobre los aspirantes a ministros y otros huesos importantes, ahora que el famoso Jimmy Morales ha salido a la caza de luciérnagas –sus funcionarios, colaboradores y asesores–, para utilizar una fábula de las que suele echarse al inicio de sus discursos y presentaciones.

Por cierto, para quienes no la han escuchado, la fábula que el nuevo presi repite a cada rato, cuenta la historia de una serpiente que perseguía a una luciérnaga y, cuando finalmente la acorrala para comérsela, le pregunta por qué lo hace, y esta le responde: porque brillas demasiado. La moraleja para Jimmy, es que la luz de unos es la envidia de otros.

El problema es que este Presidente de a Sombrero ha salido a la caza de luciérnagas sin rumbo y en el camino se puede confundir con algunas ratas que andan ahora encendiendo luces como si fueran propias para parecer esos animalitos que brillan y tanto entusiasman al futuro gobernante.

Los primeros en la lista son algunos de los funcionarios del llamado Gobierno de transición de Alejandro Maldonado, quien, por cierto, los recomienda seriamente, como parte de su legado: Si el simpático Jimmy escoge a gente de mi equipo, quiere decir que se ha dado cuenta de lo bien que hemos hecho las cosas, piensa.

Para variar, la lista de luciérnagas recomendadas principia con su propio hijo, Alejandrito Maldonado, quien se quiere perpetuar en Conred, pero le agrega al ministro de Salud, Marianito Rayo, y al de Economía, Jorge Méndez Herbruger.  A este último lo presenta como el rey de la paz sindical, porque negocia mejor que nadie los pactos colectivos, ya que, como se sabe, a los sindicalistas del Congreso de la República fue él quien les llevó la paz para siempre: beneficios de por vida. Ah, se me olvidaba, mis colegas meseros me recuerdan que también fue él quien empezó con eso de buscar donde daban más comisioncita por el dinero que ahorra el Congreso, práctica que causó más tarde la pérdida de Q85 millones.

En restaurantes y bares, muchos de los funcionarios actuales repasan sus posibilidades de seguir en los cargos, y hasta discuten sobre el mejor vehículo para hacerle llegar a Jimmy sus brillantes currículum. Cuando piden a Maldonado que les ayude, el presi les dice lo mismo:  ustedes sean como luciérnagas, y entonces se harán notar.

El que sigue mostrando que a pesar de su peso se mueve como luciérnaga y aunque sin luz propia la consigue de sus contactos, es Julito Libélula (perdón, Ligorría), quien desde los Yunaites bombardea a Jimmy con mensajes por WhatsApp, BBM o Telegram, para recomendar por allá y por aquí.  Eso sí, al primero que recomienda es a sí mismo, porque le apunta otra vez a la cancillería, su sueño frustrado que le había prometido en su momento Otto Pérez.

Ligorría ofrece servicios varios, desde contactos con el sector empresarial, con la prensa, así como ser el estratega de las crisis que se le vendrán encima al pobre Jimmy, sobre todo, si no integra bien su equipo de luciérnagas.

Los desgastados militares detrás de FCN-Nación, quieren tener el ministerio de la Defensa, la inteligencia civil, la SAAS, y al menos cuatro o cinco viceministerios donde puedan ser influyentes.

Me cuentan que Ligorría le hizo una presentación desgastada que tiene, en la que le explicó cómo funcionan las líneas de poder en Guatemala y los cargos más importantes que hay, así como una lista de los más influyentes personajes en la vida nacional. Apunta a quedar bien con los tenazudos y los militares.

Bueno, todo el mundo tiene derecho a intentar brillar en este momento, pero la sociedad civil se está preparando. Un grupo de buenos ciudadanos, que siguieron con la tradición de darse un colazo todos los sábados por la Plaza Central, se han vuelto buenos clientes de El Portalito, en donde todos los sábados analizan los avances –o no– del país. Cuando se enteran de lo que está por venir, exclaman ¡Mamola!, si así se armará el Gabinete, hay que poner el grito en el cielo y rechazar la mediocridad y opacidad.

Otros dicen ¡Mamola!, si lo que queremos es un cambio, sangre nueva, sangre roja, pero transparente a la vez; gente que con capacidad y sin compromisos, trabaje por Guatemala.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales