Politica

Las 10 cosas que en el Congreso se hacen mal

Política

¡Por el orden!

Era demasiado bueno para ser verdad. Así fueron las primeras semanas de la actual legislatura, pero pronto los diputados se encargaron de traer a la realidad hasta a los más optimistas. Juan Manuel Giordano no es más que el ejemplo al desnudo del actuar de muchos parlamentarios. Si se quiere rescatar la imagen de la institución del Estado más desprestigiada, hay 10 cosas por corregir —si no es que más—.

Redacción de Crónica

Tras unas semanas esperanzadoras, el Congreso de la República volvió a ser la institución corrupta y desordenada de siempre, en la que unos pocos parlamentarios intentan trabajar y la mayoría quiere mantener un sistema de privilegios para los diputados.

La promesa no aceptaremos a tránsfugas, que hizo en campaña el presidente Jimmy Morales, quedó pronto en el olvido, pero, además, las desbandadas desde los partidos Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Líder), principalmente, mostraron una vez más el afán económico y de poder que mueve a muchos de los legisladores, aun los que llegan por primera vez.

Era un secreto a voces que los diputados tenían plazas fantasmas dentro del organismo, y se ha confirmado.

Se sabía que los diputados presionaban a ministros y gobernadores para obtener plazas y distribuir la obra pública, y esto también se ha confirmado. No son pecados exclusivos de esta legislatura, sino prácticas de tiempo atrás.

Juan Manuel Giordano se ha convertido en el ejemplo de los malos diputados de esta legislatura, al extremo de que el presidente Morales ordenó su baja de la bancada oficial FCN-Nación, y la Junta Directiva del organismo le reprendió.  Tiene poco espacio para reaccionar el llamado dipukid, quien ha tenido el transfuguismo como deporte político.

Pero hay que ver el bosque y no perderse con el árbol. El Congreso tiene muchos aspectos erroneos que debe arreglar, estos son los 10 más importantes:

  1. Transfuguismo:

F WEB tránsfugas

Aunque se contuvo con la nueva Ley de Régimen Interno, el daño ya estaba hecho. Un total de 67 diputados cambiaron de partido —25 de ellos llegaron al oficialista FCN-Nación—. La Ley, sin embargo, abre la posibilidad de más transfuguismo el último año de la legislatura. Este movimiento masivo de compra de voluntades y votos desnudó el interés que mueve a muchos parlamentarios

2. Solicitud de plazas al Ejecutivo:

Ha sido una práctica común que los diputados soliciten plazas, para seguidores, simpatizantes o familiares, a funcionarios del Ejecutivo —principalmente en Educación y Salud—. Muchas veces presionan a los funcionarios y hasta los amenazan con citaciones, interpelaciones y retiro de presupuesto. El caso más reciente es el del ministro de Salud, Alfonso Cabrera, que lo denunció públicamente.

3. Control de la obra pública:

Giordano

Un mal que se ha venido desarrollando desde el famoso Programa de Apoyo Comunitario y Rural (Pacur) —en la administración de Oscar Berger—, que les concedía poder a los diputados sobre las obras públicas a partir de la distribución de las mismas en el Presupuesto. Cuando desapareció esa figura se crearon cuotas para los parlamentarios. Ahora ha quedado otra vez en evidencia que se ejerce presión y coacción a funcionarios, incluidos gobernadores —los casos más recientes son los de la gobernadora de Alta Verapaz, Estela Adelina Valenzuela y el de San Marcos, Carlos Enrique Cardona. 

4. Comisiones de Trabajo sin trabajo:

Hay 52 comisiones permanentes, pero la mayoría de ellas no producen ningún resultado concreto. La nueva Ley de Régimen Interno disminuye su número, pero no será, sino hasta el próximo año. Se intenta regular y hacer más trasparente su trabajo y los fondos y recursos con que cuentan.

5. Venta de votos para aprobación de decretos: Aunque nunca se han presentado pruebas, trasciende siempre el pago de partes interesadas en determinadas leyes o decretos sobre ampliaciones presupuestarias

6. Contubernios, más que negociaciones políticas: Aunque se debe reconocer que el Congreso es un ente político y como tal requiere de acuerdos por medio de negociaciones, lo que se ha comprobado es que más que eso se llevan a cabo contubernios —alianzas secretas, ilícitas y reprochables—, al estilo de las que se realizaron entre Líder y PP en la anterior legislatura. El peligro, ahora, es que han surgido bloques que ni siquiera responden a intereses partidarios, sino que, más bien, obedecen a beneficios personales de los diputados tránsfuga

7. Aprobación deficiente de leyes: Este es uno de los muchos errores que se vienen arrastrando de legislación en legislación. Aún se paga el resultado de una reforma fiscal aprobada a la carrera y sin discusión al inicio del gobierno del PP.  Ya en el actual período se aprobó la ley que regula las tarjetas de crédito, que ha sido detenida temporalmente por la Corte de Constitucionalidad, por vicios en su aprobación, no por razones de fondo.

8. Manoseo de la Ley Electoral y de Partidos Políticos:

Se ha ido aprobando lentamente y muchas de las cosas positivas se han eliminado. No se concedió igualdad de genero, pero tampoco se buscó una mejora en ese dirección. No se fortaleció la democracia interna de los partidos ni se fortaleció lo suficiente al Tribunal Supremo Electoral. Se le concedió financiamiento público a los partidos políticos, pero se les dejó la posibilidad del financiamiento privado. No hay suficiente fiscalización. En realidad, se está aprobando una Ley que no lleva cambios de fondo al sistema político del país. 

9. Congreso caro y poco efectivo: Una combinación preocupante. Los elevados sueldos del personal y el elevado número de contrataciones en cada legislatura han llevado a convertir al Congreso en un organismo poco eficiente y altamente costoso para las arcas nacionales. No es fácil corregir esto a causa de las malas prácticas y el Pacto Colectivo, que hace que cada 7 años cualquier empleado vea duplicado su salario. Ni siquiera se puede despedir personal por estar emplazado el Organismo, y tampoco hay esfuerzos por realizar despidos por causa justificada. 

10. Bancadas sin respaldo sólido de partidos: Este sí es un problema de esta legislatura. Si bien es cierto que son muy pocos los partidos políticos sólidos y con ideologías o filosofía definidos en el país, en este momento hay al menos 69 parlamentarios que forman parte de grupos poco sólidos o definidos: FCN-Nación, Movimiento Reformador y Alianza Ciudadana se han fortalecido con base en diputados tránsfugas.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales