Politica

LaRed: ¡Púchicas!

(Expresión de admiración o sorpresa; también para manifestar asombro,  malestar o disgusto.)

Untitled-1


Por Crispino Picón Rojas


El Congreso sigue siendo un claro ejemplo de lo mal que hacen las cosas los de la llamada clase política, que no son otros que los que nos han metido en este desbarajuste y, para colmo de males, no dejan de sorprendernos con su loco afán por mantener todo el rollo, enrollado, es decir ¡púchicas!, que siga reinando la confusión.

Pues en medio de todo ese desmadre del Honorable Legislativo, de vez en cuándo sale el Marito Taracena con sus desbocadas declaraciones, que cada vez sorprenden menos y asustan más. Empezó bien destapando toda la porquería que había por los excesos en sueldos y contrataciones de empleados, pero ¡púchicas!, le gustó su papelito y no ha parado desde entonces.

Todos recuerdan aquello que dijo de que los proyectos de ley me vienen en inglés y los envían desde la 20 calle, o el soplo que le grabaron advirtiendo a los jefes de bancada de que nos tienen la cola machucada y debemos tener cuidado —se refería a la CICIG y sus investigaciones sobre plazas fantasmas—.

Ahora está empeñado en lograr la reelección en el cargo, y por ganar más simpatía anunció un montón de despidos —aplausos—, pero al mismo tiempo se sabe que todos los diputados harán tres contrataciones, que se sumarán a los casi 2000 empleados que ya hay en el Congreso rascándose la barriga.

Y no crean que los que saltan de felicidad porque pueden ser contratados son profesionales, expertos en ciertos temas, los talentos brillantes de nuestra sociedad, para nada, los que están en la mira de los dipucacos son sus cuates parientes —no, porque la ley ya no se los permite—, choferes, guardaespaldas y cuanta persona allegada a ellos pueda estar necesitada de platita o la quiera compartir gamonalmente con los poco útiles parlamentarios.

La Red de meseros, que me pasa los chismes de lo que sucede, se muestra sorprendida. Resulta que, según ellos, los meseros, los otros, los dipucacos, están recontentos por sus nuevas contrataciones, tres por shola, y lo andan cantando a los cuatro vientos en bares, restaurantes y parrandas: ¡púchicas!, como no es pisto de ellos, que siga la piñata.

Por ejemplo, Luis Pedro Álvarez dice que él muy seriamente piensa contratar expertos en ventas callejeras, piñatas, financistas de talla internacional y ojalá —dice él— a algún exfuncionario de la administración de Arzú, cuando hicieron desaparecer, como por arte de magia, los grandes activos del Estado.

El que está aprovechando el tema para buscar la chamba que tiene Taracena es el jefe de la bancada más temeraria, sucia y peligrosa (FCN-Nación), Javier Hernández, quien ofrece asesores con obras bajo el brazo, para que los dipucacos puedan volver a su nivel de vida.

Dicen que la inocente Zury Ríos mandó a preguntar a Marito si tiene que devolver al guarura que anda con ella y que es pagado por el Congreso, porque sabe, que tal como ella, todos los partidos tienen un montón de gente a la que le pagan como que si fueran asistentes de algún dipucaco. Vieja y shuca práctica.

La que está como cien mil puercas es La Doña, Sandra Torres, quien poco a nada puede hacer para que Marito Taracena no le siga moviendo la alfombra del partido. Ahora le ha mandado el ultimátum, si la bancada de la UNE no lo apoya en su totalidad, él buscará a la Secretaría General. ¡Púchicas!, eso es lo que hace el poder cuando cambia su punto de eje o de rotación.

Los que andan viendo la estrategia que seguirán son los del partido Líder, porque se aguadaron cuando supieron que ha sido cancelado su ya decadente partido.  Aunque piensan impugnar la resolución del TSE, Roberto Villate ya tiene su idea de cómo negociar los votos de la bancada cuando se necesiten. ¡Púchicas!, pilas el rojillo, que dice que él si sabe cómo hacer de un limón (la cancelación), una limonada y asegura que mejor si llega con dinerito.

Así los chambres en el Congreso, no parece que haya un cambio de fondo. Aprueban leyes churro cuando los presionan, pero ¡eso sí!, siempre y cuando no cambien para nada su mundillo político.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales