Politica

LaRed: ¡Encachimbados!

Por Crispino Picón Rojas

(Se dice de personas que están muy enojadas, como once mil  diablos; muy molestas por algo.)

Untitled-1

El país vive un momento de gloria, ¡sí!, pero también son tiempos en los cuales medio mundo anda ¡encachimbado!, aunque por razones diferentes. Mis colegas meseros me aseguran que en restaurantes, parrandas, grandes recepciones o pequeñas reuniones sociales, no hay otro tema más que el mismo: ¡El montón de corruptos que están metiendo al bote!

Y ni modo, dipucacos, exfuncionarios, empresarios dadivosos —con las mordidas—, algunos jueces y magistrados y toda la mara que está cayendo, pues están ¡encachimbados! con la mara del MP y la CICIG, porque meten sus narices en todo, hasta en las cuentas de sus familiares.

Uno de los meseros que llega los viernes a atender a las visitas en el Cuartel Mariscal Zavala, le comentó a un miembro de La Red, que los que están ahí tienen varias razones para estar furiosos, pero la fundamental es porque ya les metieron mucha gente y los baños no alcanzan y hasta el agua les falta ahora. Cuando llegó Otto Pérez, se pensó que solamente llegarían unos 40 ladrones, pero el número ya se sobrepasó y la lista de pendientes hace pensar que serán muchos más.

¡Encachimbados! están entonces por eso, y porque creen que ya se les pasó la mano y se están creyendo más de la cuenta los personajes del momento: Thelma La Dura Aldana e Iván El Terrible Velásquez —así les dicen—.  El expresi es el más molesto, porque se siente baboso por haber nombrado a la Fiscal General y pedir la renovación del mandato de la CICIG cuando se aguadó por las presiones de la sociedad y de la comunidad internacional.

Los del grupito millonario del Caso Coperacha, dicen que son injustos con ellos, porque dar regalitos no es delito. Alejandro Sinibaldi y Erick Archila, desde algún lejano país, han apelado a las buenas costumbres, y le enviaron un mensaje al mero mero de la CICIG, para decirle que nosotros usamos de nuestra plata personal para regalarle el yate, la casa en el puerto y el helicóptero a Pérez Molina, porque fue buen cuate cuando llegó a la Presidencia. Por agradecidos estamos en esta incómoda situación, concluía su mensaje.

La gente, en cambio, está ¡encachimbada!, porque si bien se sabe que siempre ha habido corrupción, ahora se ve con pelos y señales cómo se llenan los bolsillos los políticos a costa de tener hospitales en pésimas condiciones, el sistema educativo que ni mal funciona, las carreteras llenas de hoyos y hasta el aeropuerto sin aire acondicionado, para no recordar que la pobreza en el país se agudiza cada cuatro años.

Según mis colegas, en todas las reuniones se oyen palabrotas contra los políticos. Tantas mentadas de madre hay, que la Asociación de Prostitutas de Guatemala —sin siglas— piensa emitir un comunicado negando que entre las asociadas se encuentren las mamás de los políticos, porque les está salpicando el desprestigio.

El encachimbe ha llegado hasta Key Biscayne en Miami, en donde don Remigio Ángel González dijo que no permitirá que metan a la mitad de su familia al bote, mucho menos en las famosas carpas. Eso sí, dicen que está orquestando, juntamente con varios militares retirados, la contraofensiva. Voy a desprestigiar a Raymundo y medio mundo en mis canales y radios, dicen que vociferó, al tiempo que llamaba a una reunión en Miami, a sus operadores políticos y ejecutivos. Lo que no saben estos, es que ya están controlando sus salidas del país y sus llamadas telefónicas.

El que no se puede controlar cuando se encachimba es Álvaro Arzú, que como no puede mandar a moronguear a los periodistas como quisiera, al menos se conforma con pedirles a los pequeños empresarios del Amate, que morongueen a los vendedores ambulantes, que siempre le han caído mal.

Eso sí, se sigue jactando de que a él no le agarran ninguno de sus negocitos: primero porque fue hace mucho y no dejé pistas; pero, además, para que no hubiera ningún sapo que lo quemara, se ha encargado de tenerlos a todos muy cerca siempre, así están bien servidos y controlados.

Y finalmente dicen que un grupito de exmilitares asesores del presi Jimmy Morales, también está ¡encachimbado!, porque ya se enteraron de que les tienen los ojos puestos en el MP, y sus teléfonos están más pinchados que una pelota de fút en la limonada.

Aunque a la gente buena de guate le encachimba saber todo lo que se han robado los políticos por su paso por la Guayaba —ahora entienden por qué Jorge Serrano sueña con volver a comérsela—, la verdad es que la alegría que produce que vayan cayendo uno a uno los largos, sin importar su poder o pedigrí…, se siente.

 

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales