Politica

LaRed: ¡Depurables!

Depurables

Por Crispino Picón Rojas

Quitar a los malos, a aquellos que no hacen nada en un grupo de trabajo, echarlos, pues

Cuando en el Congreso se eligió la famosa comisión pesquisidora para que conociera el caso del colorido magistrado Douglas René Charchal y principiaron las criticas, el primero en saltar a defender la elección fue el presidente Mario Taracena, quien sin tapujos dijo: ¿pero que esperaban? Si se repite 20 veces el sorteo no se puede mejorar mucho, porque todos los diputados son casi iguales; aunque hay algunos peorcitos que otros, pero eso sí, yo ya les advertí a todos que nos tienen la cola machucada y que mucho cuidadito.

El Congreso anda realmente alborotado. No son pocos los diputados que están como la gran diabla porque se sienten hostigados los pobrecitos, y que la sociedad civil, las redes sociales, la CICIG y el MP, y hasta los diplomáticos, les tienen los dos ojos puestos a todo lo que hacen o dejan de hacer. Con el único con el cual se sienten cómodos es con el simpático presi, Jimmy Morales, porque él todavía no entiende como es la cosa.

Nada mejor que La Red de mis colegas meseros y mayordomos —así les dicen en el Congreso para poder pagarles más— para saber lo que sucede con los dipucacos, que por estos días están furiosos, pero al mismo tiempo cerrando filas, para ver como torean el temporal para volver a su alegre fiesta de aprobación de leyes sin ton ni son.

En la reunión semanal con los colegas, el tema central era el trabajo de los parlamentarios, y lo primero que salta a la conversación es la reunión que sostuvieron el viernes anterior en el privadito de un exclusivo restaurante de la Zona Viva, los miembros de la pesquisidora, encabezados nada menos que por Julio López Villatoro, e integrada; además, por: Carlos Barrera, Misael Escobar, César Fajardo —todos de la UNE— y la que llegó tarde porque anda más perdida que el hijo de La Llorona, la tal Ileana Calles (FCN)—.

El anfitrión, el que pagaba las viandas, vinos y tragos, era el hermano del primero, nada menos que el mismísimo Rey del Tenis, Roberto López Villatoro.

Después de comer una entradita y de que todos pidieran otro mi traguito, el Rey sacó el tema a colación y les recordó que a Charchal tenemos que defenderlo, porque al pobre le están haciendo bullying en los tribunales, y es de los nuestros. Aunque su hermano le apoyaba, los demás pidieron mejor hacer dos llamaditas: una a La Doña Sandra Torres, y la otra a Marito Taracena, para no meter las patas.

La ex primera dama no se anduvo con rodeos, y les explicó clarito: no podemos proteger a nuestro amigo Charchal, porque se nos puede venir encima la CICIG y el MP, y no me gustaría que metan sus narices en cosas del pasado, así que hay que darle luz verde para que lo juzguen, porque al fin que ni es de nosotros el negocito.

Y por el mismo estilo les salió Taracena, quien les advirtió que si protegían al Magistrado, la vamos a ver feo todos los diputados, porque ya empiezan a vernos como ¡depurables!, y también les recordó que no tienen otro camino, si es que aún quieren llevar a hijos y nietos a ver a ver a Mikey, en clara alusión al peligro de perder su visa para los yunaites.

Así que, con la lección aprendida de memoria, el sábado dieron luz verde para que el pleno le quite la inmunidad al Charchal ese, pero en el ambiente queda la necesidad de que haya otros ¡depurables! en la Corte Suprema de Justicia. Dicen que se oyen pisadas de animal grande tras Blanca Stalling, y al menos uno más de sus compañeros magistrados.

También me enteré por La Red de colegas de que los primeros dipucacos que podrían ser ¡depurables! son los 8 de la bancada oficial (FCN) que tienen antejuicio: Juan Manuel Giordano, Byron Chacón, Óscar Corleto Rivera, Laura Franco, Julio Antonio Juárez, Édgar Montepeque, Rudy Pereira y Ferdy Elías. Por cierto, ninguno de ellos tiene, al menos, un mérito como parlamentario.

El Marito ya envió su mensaje a los magistrados de la CSJ, en el sentido de que se vería con buenos ojos que les retiraran la inmunidad, y así se cuidan ustedes también de no entrar en la lista, más claro no canta un gallo.

Por cierto, en la reunión de meseros se comentó que hubo una reunión en la presidencia del Congreso, en la cual llegaron a tomar cafecito varios copetudos dipucacos, a los que Taracena les explicó que para evitar que se meta a todos en el mismo saco de ¡depurables!, es mejor que se deje rodar estas cabecitas vacías, así se debilita también a los oficialistas, jajaja. Así las cosas, en la ciudadanía sigue rondando la idea de cambiarlos a todos. En Guatemala, hoy en día, todo puede pasar.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

lared

LaRed: ¡Choyudos!

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva