Opinion

Cínica

JUAN MANUEL RODRIGUEZ2Juan Manuel Rodríguez G.


Cínico: (Del lat. Cynˇicus) Adj. Dicho de una persona, que actúa con una falsedad o desvergüenza descaradas. Impúdico, procaz.

Para ser cínico no se estudia. Solo se necesita una dosis de desvergüenza absoluta, simplemente. Y nadie personifica mejor esta palabra, que Roxana Baldetti. Ella incluso podría ser la referencia máxima del cinismo. En una de sus últimas declaraciones, Baldetti compartió que fue ella quien solicitó la cita para que Monzón fuera atendido por Thelma Aldana, porque se habían enterado de un caso que se estaba investigando, e incluso, tratando de desvalidar a Aldana, Baldetti cuestionó que desde cuándo la fiscal ha dado una cita en cinco minutos. El cinismo que representa su declaración va más allá de su triste y pobre técnica por desvirtuar la acusación del MP, queriendo embarrar a Aldana dentro de esa olla de estiércol. El cinismo que representa esta declaración, involucra que ella ya estaba solapando a Monzón, concertando una cita a sabiendas de que este robacarros estaba tratando de ocultar información. En su triste intento por hacer campaña negra a la Fiscal, ella misma reconoce saber de las artimañas en las que estaba involucrado su Secretario Privado. El tiro le sale por la culata: es cínica a más no poder. ¿Por qué ella intercedería por Monzón si no fue por beneficio propio? Cínica.

Otro de los cinismos claros es cuando dice en su declaración que ella dio la bandera a Casa de Dios por puro patriotismo. ¿En qué cabeza cabe que esto es una defensa seria? Pareciera que sigue en su papel de circo barato, con sus historietas y comentarios que la caracterizaron mientras estuvo en el Gobierno, tratando de distraer con idioteces, haciéndose la boba. Y sigue, ya en esta etapa, donde le queda muy mal el traje de arlequín. Pero, la bandera, más que lavado de dinero, más que un capricho a costas del dinero del Estado, ella lo adjudica a puro patriotismo. Yo esperaría de igual forma una declaración formal de esta Iglesia, pues ya salió a luz el correo donde ellos solicitaron la bandera a la exmandataria, aunque su posición anterior fue que ellos no sabían nada. Ella y su bandera, cínica.

Luego declara que en sus propiedades le han robado sus bienes. Está preocupada porque le han robado, sin recordar por qué justamente es que está en Santa Teresita. Es inconcebible que, después de todas las acusaciones, ella todavía se atreva a hacer ese reclamo. En videos que han salido estos últimos días, se evidencia que las propiedades que fueran de Baldetti, cuentan con inodoros y accesorios que ella adjudica le han robado. Una vez más, se contradice y desvergonzadamente. ¿Así o más cínica?

En otra de sus célebres intervenciones, nos recuerda que ella, junto a toda su familia, tiene nacionalidad Italiana, y que bien podría haberse ido a vivir en una villa italiana con todos esos millones que le adjudican haber robado. Quisiera comprobar si realmente tiene la nacionalidad, y de ser así seguro habla el italiano como su amiga Anabella Ego de León. Ella se quedó, porque no le quedó de otra. ¡Cínica!

Es evidente que no le importa ser cínica: no tiene por ello ningún reparo. El problema es que ese nivel de desvergüenza y descaro, simplemente ya no le ayuda a salirse con la suya. Por mucho tiempo estuvo gozándose de sus lujos, pero ahora, seguramente solo será una presidiaria cínica. Cínica, pero presidiaria.

Es evidente que no le importa ser cínica: no tiene por ello ningún reparo. El problema es que ese nivel de desvergüenza y descaro, simplemente ya no le ayuda a salirse con la suya.

Comentarios

comentarios

Mas en Opinion

Gonzalo Marroquin

Reformas al sector justicia: polémicas y sin estrategia

JUAN MANUEL RODRIGUEZ2

Una Cuba fría

luis fernando copy

Quizá la forma de empezar sea tirar los inútiles propósitos y plantearnos una linda pregunta

EDUARDO COFIÑO

Me muero triste

MarioAlberto-0009

¿Un insensato dirigirá los destinos del Planeta? O Donald Trump y el narcisismo político

mario-fuentes-destarac

¿Puede la esposa del Presidente de la República optar al cargo de presidente o vicepresidente?

Renzo Rosal

Cuando se acomoda el discurso por conveniencia  

Gonzalo Marroquin

La globalización languidece

rodolfo  bay1

El retorno a la era de China

Pedro Cruz

Amigos y enemigos, mejoremos Guatemala

opinion-gustavo-leiva

La lepra se cura, pero la falta de conciencia no

Renzo Rosal

Un Gobierno funcional, pero ¿para quiénes?