Nacionales

Nueva amenaza meteorológica acecha al hemisferio occidental

A estas alturas, muchos habrán oído hablar de El Niño, y de los efectos de este fenómeno climático en el hemisferio occidental.

Algunos predicen que este va a ser el mayor Niño de la historia, de ahí su apodo “Godzilla El Niño”. Sin embargo, y dejando de lado a El Niño, hay otro monstruoso fenómeno meteorológico que ha causado estragos en la Costa Oeste de Estados Unidos. Cuidado con “la Masa Devoradora”.

Las zonas en las que la temperatura del mar se sitúa por encima del promedio imperante en el océano Pacífico han sido apodadas con los nombres de “la Masa Devoradora” (“The Blob”), “El hijo de la Masa Devoradora” (“Son of Blob”) y “Godzilla” (Imagen modificada: ClimateReanalyzer.org).

Identificado (y bautizado) por primera vez en 2014 por Nick Bond, un climatólogo de la Universidad de Washington, la Masa Devoradora es una enorme porción de aguas oceánicas sobrecalentadas (unos cinco grados Celsius por encima de lo normal) que se encuentran al acecho en el Oceáno Pacífico, frente a las costas del noroeste, y que ahora se extienden desde México hasta Alaska.

La masa de agua tiene una profundidad de 18 metros y está causando estragos en el clima, la fauna y la flora, por lo que se ha declarado la alerta para visitantes y locales por igual, y se teme que también afecte a México y Centroamérica de manera colateral.

La actividad de El Niño en el Pacífico durante esta estación ha removido las aguas oceánicas lo suficiente como para enfriar la Masa Devastadora Original situada frente a Alaska, pero al mismo tiempo ha contribuido a la aparición del llamado “Hijo de la Masa Devastadora” frente a las costas del Sur de California.

Se espera que las aguas todavía cálidas de Alaska y que la zona del sur californiano sigan alimentando el fenómeno del Niño en los próximos meses, según se explica en el blog “Blob Watch” (“Vigilancia de la Masa Devastadora”) blog de Weather Underground.

En lo que se refiere a los viajeros, estas manchas inexplicables pueden alterar sus actividades previstas: avistamientos en la naturaleza (por ejemplo, de ballenas), pesca (gente que ha pescado cosas extrañas en lugares inimaginables) y en lo que se come (el crecimiento de ciertas algas tóxicas ha provocado la restricción de mariscos y otras especies para su consumo en ciertas zonas). Yahoo Noticias.

Comentarios

comentarios

Mas en Nacionales

Monseñor ‘Papito’ nuevo Obispo Auxiliar de Guatemala

Un adiós emotivo para la gimnasta Ana Sofía Gómez

Avanza antejuicio contra Stalling; ahora en manos de diputados

Paso a paso la investigación de caso ‘familiares del Presidente’

Capturan a Sammy Morales, hijo de Presidente se entrega en tribunales

Presidente no suspende agenda y dice que Ley ‘debe prevalecer’

Actualización: Arzú no acude a Tribunal y envía alegato por escrito

Corte nombra jueza para investigar a magistrado Eddy Orellana

Amparo detiene antejuicio contra ministra Teleguario

Multinacionales se someten a Trump para invertir en EEUU

Diputado Edgar Ovalle sigue retardando antejuicio

Tres cadenas perpetuas a guatemalteco por violar a menor en EU