Se queda. Luka Modric ha decidido seguir en el Real Madrid pese a la mareante oferta económica que le llegaba desde el Inter de Milán, una propuesta que concluiría con su paso por China en el final de su carrera deportiva, y que solucionaba de forma brillante su futuro económico.

Pero el jugador no ha querido cambiar de aires, al menos según relata el diario As esta tarde, que admite que el croata ha sido tentado seriamente por el equipo lombardo. De hecho se lo ha pensado bastante, aunque finalmente seguirá en el Santiago Bernabéu, no sin antes renovar su contrato.

El cuadro blanco entiende que debe mejorar el salario del Balón de Oro del Mundial que gana 6,5 M€ por temporada. De forma que, tras la reunión que tiene prevista con Florentino Pérez, el jugador verá aumentada su ficha y pronto se sellará ese nuevo contrato de quien es uno de los pilares del equipo.