Deportes

La Premier prepara un golpe de estado contra la Champions League

Juanjo Martín

Los cimientos de la UEFA se tambalean ante la amenaza de un grupo de clubs poderosos de la Premier League de boicotear la Champions League para liderar una competición paralela que permita a sus clubs participantes obtener beneficios más cuantiosos que los que proporciona la actual competición. Se trata de la Super Liga Europea, que pondría en peligro incluso la propia existencia de la competición más importante del fútbol europeo a nivel de clubs, así como las competiciones locales.

Los clubs que están al frente de la revuelta son el Manchester City, Liverpool, Chelsea, Arsenal y Manchester United, que van a negociar en los próximos días el apoyo de los grandes clubs continentales. Está previsto que en las próximas fechas FC Barcelona, Real Madrid, Bayern Múnich, PSG, Juventus y Milan sean invitados a sumarse a la causa después de recibir las correspondientes explicaciones y conocer las ventajas que para ellos supondría dejar a un lado la Champions League.

El diario The Sun explica hoy que Ferran Soriano (Manchester City), Ed Woodward (Manchester United), Ivan Gazidis (Arsenal), Ian Ayre (Liverpool) y Bruce Buck (Chelsea) han elaborado las líneas maestras del proyecto intentando mantener en secreto la cumbre. Se trataría de cerrar la competición a los grandes clubs europeos, que tendrían garantizada su presencia siempre en esta Super Liga, al estilo de lo que sucede en la NBA. Según los cálculos establecidos, los derechos de televisión se dispararían y se situarían por encima de los 300 millones anuales para los clubs.

La nueva competición incentivaría la política de fichajes de los clubs eliminando la norma del fair play financiero, aunque también se establecerían límites salariales, como en la NBA, algo a lo que es contraria la UEFA. El objetivo de los clubs ingleses es impedir que equipos afortunados que son flor de un año, como pueda ser en esta temporada el Leicester, dejen fuera de Europa a los grandes de verdad, lo que supone un duro revés para la economía de dichos clubs. Todo eso significaría renunciar a la Champions League e incluso a las ligas locales, lo que supone un serio contratiempo para todos.

Un golpe de estado en toda regla.

Mas en Deportes

El Barca gana en el último minuto y se mantiene a un punto del Real

Bale vuelve a las convocatorias de Zidane y tendrá minutos mañana

Andrés Ruiz, nuevo legionario guatemalteco en Alemania

Antigua líder con empate; Comunicaciones no detiene caída

Comisión ética de la FIFA abre proceso contra Bryan Jiménez

La “humillación” del Barça en París da la vuelta al mundo

Duelos de ‘trenes’ en el retorno de la Champions esta semana

Antigua golpea al debilitado Comunicaciones y es líder

Real Madrid gana al colista y se mantiene por delante del Barça

Corrupción en federación de tiro: ¿llegó la hora del deporte?

James Rodríguez, juega poco en el Real Madrid, pero gana mucho

Ángel González le aclara a Arzú: Comunicaciones no está en venta