Internacional

ISIS tendría unos 400 elementos para atacar a Europa

El grupo Estado Islámico  o también conocido como ISIS, habría entrenado al menos a 400 combatientes para que ataquen a Europa en oleadas de atentados letales, emplazando células terroristas entrelazadas como las que atacaron Bruselas y París con órdenes de elegir el momento, el lugar y el método para generar el mayor daño posible, dijeron funcionarios a agencias y medios internacionales.

La hipótesis que ha tomado relevancia en las últimas horas, da cuenta que la red de células ágiles y semiautónomas muestra el alcance del grupo extremista en Europa, incluso mientras pierde terreno en Siria e Irak. Los funcionarios, entre los que hay autoridades de inteligencia europeos e iraquíes, así como una legisladora francesa que le da seguimiento a las redes yihadíes, describieron campamentos en Siria, Irak y posiblemente en el antiguo bloque soviético, donde los agresores son entrenados para que ataquen a Occidente.

Cabe aclarar que antes de fallecer en un allanamiento de la policía, el líder de los atentados de París del 13 de noviembre afirmaba que había ingresado a Europa con un grupo multinacional de 90 combatientes que se desperdigaron “más o menos por todas partes”.

A pesar del avance hasta ahora en la investigación por los atentados en París —el arresto el viernes del prófugo Salah Abdeslam— no detuvo los nuevos ataques en el aeropuerto y el tren subterráneo de la capital belga, los cuales dejaron 31 muertos y unos 270 heridos. Tres agresores suicidas también fallecieron.

Al igual que en París, las autoridades belgas buscaban al menos a un fugitivo en los ataques del martes, en esta ocasión un hombre vestido con una chaqueta blanca que fue detectado en los videos de seguridad del aeropuerto junto con los dos agresores suicidas. Se teme que ese individuo, cuya identidad desconocen las autoridades belgas, halle motivos para imitar el camino que siguió Abdeslam.

Tras huir de París inmediatamente después de los atentados de noviembre, Abdeslam creó una nueva red en el vecindario de Molenbeek —donde él pasó su niñez, un lugar conocido desde hace tiempo como un paraíso para yihadistas— y comenzó de nuevo a conspirar, de acuerdo con el canciller belga Didier Reynders.

Los cálculos oscilan entre 400 a 600 combatientes del Estado Islámico entrenados específicamente para ataques externos, de acuerdo con los funcionarios, incluida Goulet. Unos 5.000 europeos se han ido a Siria. “La realidad es que si supiéramos exactamente cuántos hay, no estaría ocurriendo”, afirmó el funcionario.

Al adjudicarse la responsabilidad, el grupo Estado Islámico describió una “célula secreta de soldados” enviada a Bruselas para ese propósito. La existencia de esas células sombrías fue confirmada por Europol, la agencia policial europea que dijo en un informe a finales de enero que las autoridades de inteligencia creían que el grupo había “desarrollado un mando de acción externa entrenado para efectuar ataques al estilo de fuerzas especiales”.

Mas en Internacional

Desmantelada buena parte de la célula del atentado de Máncheste

El G7 ante el reto de convivir con Donald Trump

Macron pide a EEUU que evite “decisión precipitada” sobre acuerdo del clima

Los EEUU de Trump desafían en el mar a China

Recortes de Trump a la ONU imposibilitan programas de la ONU

El papa Francisco recibe a Trump; encuentro para limar asperezas

Hallan cuatro alpinistas muertos en el Everest

Los héroes del atentado de Mánchester: dos personas sin hogar

Sandro Rosell, expresidente del Barça, detenido por blanqueo de capitales

Jefe de inteligencia (EEUU) guarda silencio sobre presión de Trump

Mánchester desafía a la tragedia y se vuelca en ayudar

Sospechoso del ataque suicida de Manchester tenía orígenes libios