Internacional

Rousseff dice que su presencia en el Senado incomodará a quienes la acusan

La presidente suspendida de Brasil afirmó que irá personalmente a defenderse ante el Senado, que este jueves iniciará un juicio político en su contra, porque cree en la “democracia” del país y su presencia “incomodará” a quienes la acusan.

Rousseff, durante un discurso en San Pablo en el marco del Acto en Defensa de la Democracia y de los Derechos Sociales, calificó el juicio con fines destituyentes como “un ataque de parásitos al árbol de la democracia”, en el que ellos “asumen lentamente el control de partes del árbol”.

“Voy al Senado porque creo en la democracia de este país. Debo eso al pueblo brasileño. Voy allá no porque creo en la belleza de mis ojos. Tengo absoluta claridad de lo que están haciendo. Sé que es injusticia y mi presencia es muy incómoda, extremadamente incómoda”, agregó.

Rousseff es acusada de maniobras fiscales para maquillar el informe de las cuentas públicas en su gestión de 2014 y 2015.

“El ‘golpe’ (como es llamado el proceso de juicio por parte de los simpatizantes de Rousseff) no es apenas militar, es una nueva versión que pasó a ser implementada en América Latina. Es un golpe parlamentario”, manifestó la presidente, quien fue separada temporalmente del cargo el 12 de mayo.

*Con información de Infobae

Comentarios

comentarios

Mas en Internacional

Casa Blanca anuncia primeras medidas contra migrantes ilegales

La lencería francesa planta cara a Victoria’s Secret en París

Trump retira a EEUU de Tratado de Libre Comercio Transpacífico

China registra explosión de la natalidad tras fin de política del hijo único

Trump critica las manifestaciones en su contra

Floreciente turismo gay se diversifica

Inmensas protestas de mujeres contra Trump en EEUU

Las frases más destacadas del discurso de Trump

Donald Trump asume presidencia y promete blindar sus fronteras

El Papa pide a Trump “no olvidar a pobres, marginados y necesitados”

‘Marcha de las mujeres’ contra Trump en su primer día

Melania Trump revive a Jackie Kennedy en un Ralph Lauren