Nacionales

Guerra de cárteles por la amapola en Ixchiguán y Tajumulco

El 11 de mayo el presidente Jimmy Morales decretó Estado de Sitio en la región de San Marcos que contempla los municipios de Ixchiguán y Tajumulco. Se habló inicialmente que la razón para intervenir la zona era terminar con los conflictos entre las comunidades y se minimizó la razón real: erradicar los cultivos de la amapola y contrarrestar la fuerza de los carteles mexicanos que operan en la región.


Crónica-Análisis

México se ha convertido en el tercer productor mundial de amapola, y buena parte de su producción la obtienen de las siembras que tienen en territorio guatemalteco. Los carteles de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación (CJNG), son parte del conflicto que ahora se intenta combatir en los municipios Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, ahora bajo Estado de Sitio por mandato gubernamental, refrendado por el Congreso por 30 días.

La amapola a nivel mundial es una industria que genera cerca de US$70 mil millones anuales, cifra que muestra la importancia de este negocio en creciente expansión, principalmente porque aumenta la demanda de parte de los consumidores. Los informes en Estados Unidos dan cuenta que la sobredosis por heroína, que se utiliza para estimar el consumo global, se ha triplicado en los últimos años, según datos en poder de InSigth Crime, una página especializada con informes y datos del crimen organizado en Latinoamérica.

Si partimos de este datos aislado pero indicador, se puede decir que el consumo se ha triplicado en Estados Unidos, situación que aprovechan los carteles de la droga mexicanos para producir y procesar más esta planta, con el fin de multiplicar sus ganancias.

La amapola es el verdadero foco del conflicto entre las comunidades de San Marcos. Esas plantaciones no se pueden esconder.

De tal cuenta que cuando se anuncia el Estado de Sitio, no se habla con claridad del objetivo: impedir más producción de amapola y disminuir el trasiego de heroína hacia Estados Unidos. Esa guerra entre carteles mexicanos es la que también explica la forma en que los campesinos se han armado, como parte de la estrategia para hacer frente a las fugaces apariciones de las fuerzas de seguridad, pero también a los del cartel rival.

Aquí llevamos años y años de cultivar eso, dice un campesino que evidentemente no quiere hablar sobre quienes están detrás de la producción, pero sabe que sin ella, su situación económica se volverá complicado, por lo que seguramente volverá a intentarlo cuando ocurra lo mismo que en ocasiones anteriores: las fuerzas de seguridad desaparecen lentamente.

Ismael Ramos alcalde de Tajumulco repite el discurso gubernamental y asegura que el problema es de limites y no de narcotráfico. Pero la realidad es muy diferente. En México, los carteles de Sinaloa y el CJNG se disputan también territorios. En el caso de San Marcos se ha visto definido cada uno de los grupos. El de Sinaloa trabaja con los habitantes de Ixchiguán, y el CJNG con los de Tajumulco.

Territorio para amapola

En ese sentido se debe reconocer que hay reclamos territoriales que datan de tiempo atrás. Ixchiguán era originalmente una aldea de Tajumulco, hasta que en 1933 fue elevada a calidad de municipio. En la actualidad, tiene 1 pueblo, 5 aldeas y 27 caseríos, para un número de habitantes alrededor de 35.000. Tajumulco es más grande, con un pueblo, 20 aldeas y 129 caseríos. Sus habitantes pueden acercarse a los 60.000.

En efecto, el problema de límites territoriales existe, y desde 1991 se han elevado a las autoridades los reclamos, pero nunca se han resuelto. En el fondo, uy así lo reconocen los vecinos, lo que se quiere es ganar territorio para la siembra de amapola.

No fue una sorpresa que se haya llegado ya a detectar unas 1.000 plantaciones diferentes de amapola en la zona bajo control militar

El único informe oficial que se conoce en Guatemala sobre las plantaciones de amapola dice que han tenido un incremento pronunciado sobre estimaciones anteriores, pero no hace mención de extensión de la zonas productivas.

Ahora se habla ya de haber erradicado cerca de 20 millones de plantas, lo que tendría un valor de más de US$ 70 millones, aunque esta cifra subirá considerablemente en la medida que los operativos de erradicación avancen.

Pero lo curioso es que los informes oficiales ponen poco énfasis en la guerra que se libra entre los carteles. Esa guerra que sostienen en México y que se ha trasladado al territorio guatemalteco. Eso explica fácilmente la razón por la que los pobladores pueden tener armas tipo AK-47, AR-15 o M-16 y hasta lanza granadas. Esto forma parte de esa guerra, para la cual los carteles arman a sus hombres.

Como sucede en todo territorio controlado por narcotraficantes, quienes no están involucrados con el cartel, pueden vivir, si no representan un riesgo para la operación.

Ello explica muchos de los testimonios que se han visto en estos días, en donde se dice que vuelven a sus viviendas, pero no saben que les depara el futuro.

Todos en las comunidades, hablan mucho de los extranjeros o los mexicanos, a quienes reconocen como quienes imponen las condiciones y con quienes se hace el negocio o pagan los salarios.

Los carteles presentes

Según el informe de InSigth Crime estos carteles son de los más poderosos en México. El de Sinaloa, más antiguo –fundado en 1989– es el del Joaquín el Chapo Guzmán –actualmente preso en EEUU– opera en varios estados del vecino país, y según el departamento de Estado, ha aumentado su presencia en Estados Unidos en la venta de heroína, aunque iene también participación importante en la cocaína.

Hace algunos años tuvieron fuertes luchas por territorio con los temidos Zetas, que sin embargo han perdido poder, cuota y territorios.

El cartel se dedica además a la trata de blancas, extorción, contrabando, apuestas ilegales y otros ilícitos, entre ellos, la plantación de amapola para procesar el opio y producir la heroína.

El Cartel Jalisco en cambio, es de reciente creación, pero su fuerza ha crecido rápidamente, al extremo que ha enfrentado en varios estados y comunidades a su rival de Sinaloa. Como sucedió inicialmente con los Zetas, es más sanguinario y despiadado.

El futuro

Por medio de testimonios en un estado de sitio no es fácil lograr la información para determinar la forma en que los campesinos son contratados. Algunos, con temor, dicen que les pagan según la cosecha, pero nadie confirma cuánto se paga. Lo que si es claro, es que es la forma de ganarse la vida en la zona. No por nada dicen que la amapola es una especie de oro negro, como si de petróleo se tratara.

La oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), recomienda que cuando se erradiquen plantaciones de amapola, los gobiernos inviertan en plantaciones alternativas, que permitan la subsistencia decorosa de las personas, esto para evitar que se vuelva a caer bajo el control de los narcotraficantes.

La ausencia del Estado es lo que facilita la presencia de los cárteles de la droga en aquellos municipios.

Guatemala no es el único país en el que comunidades enteras se dedican a la siembra de amapola, pero es claro que debe haber un proyecto oficial que sea lo suficientemente atractivo como para abandonar la producción ilícita y sustituirla por una lícita.

La recomendación es integral. En primer lugar, no es fácil sustituir un siembra tan rentable por otra. Por eso, además debe haber una fuerte presencia del Estado –salud, educación y seguridad–, así como brindar apoyo a las autoridades locales y controlarlas a la distancia, porque también pueden estar involucradas con el narcotráfico.

Hay un alerta especial e importante: hay que cuidar a los jóvenes, porque pueden ser los más vulnerables para ser de nuevo atraídos y enrolados en el crimen organizado.

Recuadro

Perfil de Ixchiguán

Municipio de San Marcos desde 1933. Anteriormente pertenecía a Tajumulco. Además de amapola, se produce ganado ovino y textiles, como mantillones y chamarras. Su tierra es considerada de vocación forestal, aunque es propicia para la siembra de esta planta.

Cuenta con 1 pueblo –la cabecera municipal­–, 5 aldeas y 27 caseríos. Su población se estima en 29.000 habitantes, según el censo de 2002. Su idioma es el Mam.

Su territorio tiene una extensión de 184 km2.

Perfil de Tajumulco

Municipio de San Marcos. Es una municipalidad de 2da. Categoría, con una extensión aproximada de 300 km2.

Su producción es agrícola, y se estima que la mayor parte de las personas se dedican al cultivo de la amapola.

Su población es de 54 mil habitantes, según el censo de 2002 y poredomina la lengua Mam.

Cuenta con 1 pueblo –la cabecera municipal–, 20 aldeas y 129 caseríos, lo que muestra una dispersión de sus habitantes, con terrenos propicios para la siembra de amapola, aun en lugares cortados.

 

 

Mas en Nacionales

Vigilancia a trayectoria de tormenta Harvey; efectos entre lunes y martes

Exfiscal de León, nuevo director de colapsado sistema de presidios

Guatemala en alerta por “guerra anual” entre maras rivales

Sepultan a indígena asesinada por militares hace 35 años en Guatemala

Último adiós a muertos en ataque de pandilleros a Hospital Roosevelt

Extraditan a EEUU a tres guatemaltecos acusados de narcotráfico

Queda prohibido el matrimonio para menores de 18 años

Ganadores de la Lotería Santa Lucía del 12 de agosto (Extraordinario)

Reacciones ante ataque armado en Hospital Roosevelt

Ataque armado de mareros para liberar a reo

Talan árboles en boulevard Juan Pablo II

“Regalo de Dios”, Elvis sigue siendo inmortal para sus fans