Internacional

Gobierno hondureño promete seguridad a testigo de asesinato de activista

El Gobierno de Honduras prometió hoy que garantizará la seguridad del activista mexicano Gustavo Castro, quien se presume era el único testigo del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres acontecido la semana pasada y retenido en Tegucigalpa en el marco de las investigaciones del crimen..

En tanto la cancillería de México informó que su embajada en Tegucigalpa pidió que se permita al señor Castro retornar a México lo antes posible, desde donde seguirá colaborando con el proceso de investigación como lo prevé la propia normatividad hondureña y el acuerdo vigente entre ambos países.

Para garantizar la seguridad e integridad física y emocional, Gustavo Castro cuenta con las medida de protección y acompañamiento, aseguró el ministerio de Derechos Humanos, en un comunicado distribuido por la Casa de Gobierno

Castro resultó herido de un brazo y una mejilla el 3 de marzo cuando desconocidos mataron a la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) en la ciudad de La Esperanza, unos 200 km al noreste de Tegucigalpa.

El ministerio de Derechos Humanos sostuvo que el juzgado que investiga el crimen emitió la “disposición” de que Castro permanezca en el país por 30 días, con el propósito de contribuir a esclarece la muerte y que el Estado de Honduras garantiza y reafirma el compromiso de que la muerte de Berta Cáceres no será tolerada ni quedará en la impunidad.

Dirigentes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), manifestaron que Oscar, hermano de Castro, y tres hijas de Cáceres advirtieron este jueves en rueda de prensa que temen por la seguridad de Gustavo, porque han visto que autoridades hondureñas pretenden inculparlo del crimen, en lugar de investigar a una compañía hidroeléctrica que reiteradamente había amenazado a la ambientalista.

Cáceres había recibido medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a causa de las amenazas procedentes del personal de la compañía y autoridades militares y policiales, por movilizar a las comunidades indígenas lencas contra la construcción de una represa en el río Gualcarque.

Oscar Castro dijo a la AFP que Gustavo vio la cara de uno de los asesinos de Cáceres y puede ayudar a identificarlo si le muestran fotos, pero una vez estando de regreso en México.

Con Información de Yahoo News y Agencias Internacionales

 

Mas en Internacional

Cubano entrenado por la CIA para matar a Castro, cuenta su “fracaso”

Desmantelada buena parte de la célula del atentado de Máncheste

El G7 ante el reto de convivir con Donald Trump

Macron pide a EEUU que evite “decisión precipitada” sobre acuerdo del clima

Los EEUU de Trump desafían en el mar a China

Recortes de Trump a la ONU imposibilitan programas de la ONU

El papa Francisco recibe a Trump; encuentro para limar asperezas

Hallan cuatro alpinistas muertos en el Everest

Los héroes del atentado de Mánchester: dos personas sin hogar

Sandro Rosell, expresidente del Barça, detenido por blanqueo de capitales

Jefe de inteligencia (EEUU) guarda silencio sobre presión de Trump

Mánchester desafía a la tragedia y se vuelca en ayudar