Deportes

Francia, con un gol, fue más que Bélgica y está en la final del Mundial

Uno de los pocos favoritos sobrevivientes, Francia, ha clasificado hoy para la final de la Copa del Mundo el próximo domingo en Moscú, al ganar en un vibrante partido a Bélgica (1-0), con un gol de cabeza de Umtiti que terminó con las aspiracioones de los “Diáblos rojos”.
Francia, obviamente, juega como colectivo, pero se sostiene en tres individualidades. Una en ataque (Mbappé), otra en el centro del campo (Kanté) y otra en la zaga (Umtiti). O, si quieren sumar otra más, hablen deVarane. O, si me apuran, también añadan a Griezmann, aunque no esté siendo determinante. Ellos son la base de un conjunto que ha ido avanzando poco a poco, sin deslumbrar, y que ha llegado en su mejor momento a la fase más importante del torneo. En semifinales, aunque por la mínima, sacudió aBélgica, la revelación, con la misma receta de siempre: seguridad defensiva, solidaridad y pegada.

Con ese único gol, los galos firmaron la clasificación. Pero los fuegos artificiales no esperaron al correr de los minutos. El fútbol, encabezado por un cartel envidiable, quiso disfrutar de la primera semifinal del Mundial desde el primer minuto. Y las selecciones, sin exigencias, respondieron con ocasiones. Por un lado y por el otro. Matuidi empezó el tiroteó para los franceses. Y, después, le acompañaron Varane y Giroud, que estuvo a punto de anotar el primero con un cabezazo que se marchó cerca de la meta de Courtois. Pero el portero, una vez más, se erigió en héroe y dejó que De Bruyne, de media vuelta, creara peligro en el área gala con un disparo a la media vuelta que encontró las manos de Lloris.

Y, con ese ritmo y esa cantidad de ocasiones, el primero y único gol del partido no tardó en llegar: Griezmann se la puso en la cabeza a Umtiti y el central del Barcelona remató el balón al fondo de las mallas. Y, aunque quedaba mucho partido, el partido quedó finiquitado en ese momento. ¿Por qué? Porque Francia, segura y compacta en defensa, no cedió terreno. Concedió alguna ocasión, pero ninguna que pusiera en peligro su victoria.

Así, la intensidad belga creció, pero no con la intensidad requerida. De Bruyne, Lukaku… Lo intentaron todos. Pero ninguno consiguió batir a Lloris. O apareció el portero o los defensas. El balón no quiso entrar. De hecho, no lo hizo. El partido terminó sin más goles y con Mbappé haciendo de las suyas. Que si un pase de tacón, que si una internada por la banda… y adiós. Deschamps, por segundo torneo consecutivo, mete a Francia en la final de un gran torneo. Lo hizo en la Eurocopa, donde perdió contra Portugal, y lo ha vuelto a hacer en el Mundial. Y esto, para una selección como la gala -con una generación recién salida del horno-, es un pasito tan solo hacia la eternidad. Le quedan muchos, pero todo pasa por levantar la Copa del Mundo el próximo domingo ante Croacia o Inglaterra.

Mas en Deportes

#Champions | Lyon sorprende al City Cristiano expulsado en su debut con la Juve

El Real Madrid aplasta a la roma en el inicio de defensa de su corona europea

#ChampionsLeague | La intrahistoria de la Decimotercera copa del Real Madrid

Los grandes de Europa buscan poner fin a hegemonía de un Madrid sin ‘ZZ’ y ‘CR7’

El Barcelona se desprende; Atlético, Sevilla y Valencia no arrancan todavía

“Sí se pudo”: Canelo rompe invicto de Golovkin y es el nuevo rey de los medianos

El Real Madrid pincha en Bilbao y deja líder liguero al Barcelona

Mayweather anuncia regreso contra Pacquiao a finales de 2018

Acciones de Nike alcanzan máximo histórico tras campaña con Kaepernick

En víspera de la gran pelea Golovkin vs. Canelo, las palabras cuenta

Acuerdo con marca Jordan “ayudará” al fair-play financiero del PSG francés

Nike defiende su “arriesgada” campaña que la enfrenta a Trump

#FifaEASports |Los nombres de los 100 mejores jugadores del juego

Ecuador muy superior, derrota 2-0 a la Sele, que suma dos partidos con derrota y sin goles