Deportes

El Real luce más completo en el inicio de temporada sin CR7

La salida de CR7 a la Juventus provocó pesimismo, pero los campeones de Europa han tenido un gran comienzo de temporada.

Hay una broma entre los aficionados del Real Madrid y es que, ahora que Cristiano Ronaldo se ha ido, finalmente pueden admitir lo que siempre han sabido que es cierto: Lionel Messi es realmente el mejor jugador del mundo.

Esto representa una de las anécdotas más humorísticas que rodean la salida de CR7 a la Juventus, pero, como con todos los chistes, no deja de tener un elemento de verdad. Mientras que Cristiano era su estrella, no podía haber debate entre los blancos. Ahora que se ha ido, es otra historia. Pero, para entender qué ha sucedido y qué le sucederá al Real Madrid después de su salida, debemos dar un paso atrás y observar cómo era la vida cuando estaba en la capital española.

Hace cinco años, una leyenda del Real Madrid, que permanecerá en el anonimato, me dijo que no se derramarían lágrimas por Ronaldo cuando se fuera. En ese momento, el portugués estaba en la cima. La verdad es que, en algunos círculos, siempre existió la sensación de que Cristiano era un mercenario del gol y, lo que era más preocupante, alguien que creía que era tan grande como el club. Esto era algo que no sentaba bien a todos.

Durante la etapa de José Mourinho como entrenador entre 2010 y 2013, a muchos de los compañeros de equipo de Ronaldo se les dijo que lo elogiaran públicamente y prácticamente le rindieran homenaje, así era su importancia para ganar partidos. Estas demandas nunca ayudaron a crear un vestuario armonioso, sin importar su contribución.

Fue solo cuando Ronaldo se atrevió a enfrentarse a Mourinho, desafiando su autoridad, cuando realmente se ganó el respeto de sus colegas y se convirtió en uno de los líderes del equipo junto con Sergio Ramos. La actitud de diva de Ronaldo a menudo se le excusaba con declaraciones como “bueno, ya sabes cómo es”, ya que el Madrid hizo un pacto que permitía un comportamiento individualista a cambio de actuaciones sobresalientes.

Cristiano Ronaldo Real Madrid Champions League final 260518

El hecho de que los jugadores aceptaran sus formas y caprichos no significa que les gustaran sus travesuras. Ronaldo estaba lejos de ser el hombre más popular en el vestuario del Madrid, aunque sí disfrutaba de una estrecha amistad con Marcelo. Con todos los demás, trabó una relación mayormente comercial.

Cuando la etapa de Ronaldo en Madrid llegó a su fin -después de la negativa de Florentino Pérez a ofrecerle un nuevo y lucrativo contrato- el club obligó al ganador del Balón de Oro a firmar una carta que aseguraba que era él quien efectivamente había pedido irse a la Juventus. Esta fue la razón principal por la cual Ronaldo no quiso una despedida pública porque habría significado tener que compartir un escenario con Pérez.

¿Y qué pasará con el futuro del Real Madrid?

Tras su partida, el Real Madrid no firmó ningún nuevo galáctico, aunque no por falta de intentos. Primero intentaron traer a Kylian Mbappe al Santiago Bernabéu para prepararse para la salida de Ronaldo, y luego buscaron seducir a Neymar. En ambas ocasiones, el PSG los rechazó a la primera oportunidad.

Incapaz de reclutar un galáctico, la única opción que tenían era gastar dinero en jugadores que estaban dispuestos a dejar su club, como Robert Lewandowski del Bayern Munich, o guardar el dinero y fortalecer el equipo en otros puestos clave.

Muchas figuras clave dentro del club estuvieron de acuerdo en que no tenía sentido gastar grandes cantidades en jugadores que no eran mejores que los que ya estaban en el equipo. Esta ha sido la política de fichajes del Madrid en los últimos años, y el último galáctico que firmaron fue James Rodríguez en 2014. El Real puede ser un gran club, pero también deben vigilar su deuda, que se sitúa en unos 600 millones de euros.

La partida de Ronaldo abrió así la puerta para que Karim Benzema y Gareth Bale brillaran, así como para que Marco Asensio acelere su desarrollo. Y, a pesar del pesimismo y la caída predicha por muchos expertos, las cosas no han ido nada mal para los blancos y sus atacantes hasta el momento.

Todo el mundo parece estar a la altura de las circunstancias y ahora vemos un Real Madrid que juega más como un equipo, que pone más énfasis en el fútbol de posesión y se aplica más en la presión colectiva.

La temporada pasada, el Madrid tuvo un mal comienzo de temporada, con solo siete puntos en sus primeros cinco partidos. Este año, tienen un registro del 100% de victorias en LaLiga después de tres partidos y una diferencia de goles de +8

Bale ha alcanzado su punto máximo de forma desde el final de la temporada pasada y ahora suma 10 goles en sus últimos 10 partidos, mientras que Asensio ha provocado tres penaltis desde el comienzo de la campaña.

Gareth Bale Karim Benzema Real Madrid

Benzema, mientras tanto, anotó un gol del más puro estilo Ronaldo desde fuera del área el pasado fin de semana y sus movimientos en todo el campo han sido fantásticos. Anotó solo cinco goles en LaLiga la temporada pasada, a estas alturas de este curso ya suma cuatro. El francés también se está beneficiando del mayor porcentaje de posesión de la que disfruta el Madrid, sobre todo porque le encanta ser parte del proceso creativo.

En el último tercio del campo, el Madrid tiene muchas opciones con Dani Carvajal y Marcelo por los costados, y también a Asensio. El jugador de 22 años tiene el potencial de convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo esta temporada y podría llegar a los 20 goles. Mezclando todas estas armas y la posesión con un alto juego de presión y pases diagonales de Sergio Ramos a las bandas, el Madrid empieza a lucir como un equipo muy completo ofensivamente.

Y, en el otro lado del campo, ahora tiene más fuerza y profundidad de banquillo bajo los palos con el mejor portero de la Copa del Mundo, Thibaut Courtois, que se sumó al Portero del Año de la UEFA, Keylor Navas. Hablando de Europa, volvemos a Ronaldo, que esta semana no fue elegido como el mejor jugador de Europa por la UEFA. El honor fue para su ex compañero de equipo en el Madrid, Luka Modric.

Marco Asensio Real Madrid

Estuve allí para aquel evento y me hospedé en el mismo hotel que Ronaldo y observé cómo, media hora antes de que comenzara el acto, su séquito se iba enfadando mientras CR7 decidía no asistir a la gala después de enterarse de que no había ganado .

Esta decisión fue una pena porque lo esperaba su ex presidente Florentino Pérez que quería que todos, especialmente los medios, estuvieran allí para ver cómo abrazaba a Ronaldo.

Su ausencia, junto con sus recientes declaraciones -en realidad un mensaje para su antiguo club- sobre la buena acogida en la Juventus porque era como una familia, son típicas de Ronaldo; directo. Algunos dirían que fue una falta de tacto innecesaria.

“Es el club más grande de Italia, uno de los mejores del mundo, así que fue una decisión fácil. Hasta ahora, creo que la gente del club es diferente, son agradables y como una familia. Los seguidores son iguales”, dijo a JuventusTV.

Pero, como dijo Sergio Ramos con una rápida respuesta, el Madrid ya no tiene que ocultar y pasar por alto el comportamiento temperamental y egoísta de Ronaldo. Los campeones de Europa han empezado una nueva etapa y hasta ahora las cosas van bien sin su máximo goleador histórico.

Mas en Deportes

Cristiano y Messi, los grandes ausentes en la gala del The Best

¡La FIFA pretende fijar los precios de los jugadores en el mercado!

Florentino aplaudido al reconocer logros de Cristiano Ronaldo y Zidane

Aprobada remodelación: Así será el nuevo Bernabéu

Partido en EEUU y gratuidad en Asia, LaLiga sale a la conquista del mundo

Francia y Bélgica encabezan el nuevo ranking de naciones de la FIFA

El calvario de Champions de CR7 en su primera temporada con la Juventus

Superclásico Boca-River, una pasión desbordante en Argentina

#Champions | Lyon sorprende al City Cristiano expulsado en su debut con la Juve

El Real Madrid aplasta a la roma en el inicio de defensa de su corona europea

#ChampionsLeague | La intrahistoria de la Decimotercera copa del Real Madrid

Los grandes de Europa buscan poner fin a hegemonía de un Madrid sin ‘ZZ’ y ‘CR7’

El Barcelona se desprende; Atlético, Sevilla y Valencia no arrancan todavía

“Sí se pudo”: Canelo rompe invicto de Golovkin y es el nuevo rey de los medianos