Deportes

Televisión: El verdadero negocio del futbol

La tecnología permite que las transmisiones sean cada vez más sofisticadas. Hay mayor inversión, pero mayor rentabilidad también.

El futbol es el deporte más popular del planeta. La televisión sigue siendo un medio masivo para transmitir espectáculos deportivos y la gigantesca audiencia garantiza millonarias ganancias para los clubes y las grandes cadenas de TV.

Carlos María Salvado

Madrid – La televisión española transmitió el primer clásico entre Real Madrid y el Barsa en 1959, y desde entonces ha existido un perfecto maridaje entre estos clubes y las cadenas televisivas que año con año incrementa las utilidades de unos y otros. Pero el fenómeno no es español, sino un negocio que se replica en todo el mundo.

El avance de la tecnología ha influido para que este marco de negocio sea más dinámico y global, porque hoy en día los partidos de las principales ligas europeas se pueden ver en directo en los cinco continentes, y eventos como los Juegos Olímpicos, la Copa del Mundo o el Super Bowl captan audiencias que hace cinco décadas no podían siquiera soñarse.

No es casualidad que clubes como el Madrid, Barcelona, Manchester United, Chelsea o Juventus negocien millonarios contratos cada año y que su popularidad en aficionados se convierta en euros.

Es interesante conocer un poco cómo se hace el reparto del pago de las televisoras en las ligas más importantes de Europa, porque también se puede apreciar que hay una relación entre beneficio y popularidad, pero también que en donde la distribución del dinero es más equitativa, hay torneos más competitivos.

Por ejemplo, en la Premier League aun los equipos más débiles reciben cantidades significativas por los acuerdos pactados entre la liga y las televisoras. No está de más destacar que un equipo que descendió hace una temporada, el Cardiff City, tuvo mejores ingresos por derechos de televisión ese año que el flamante campeón alemán y uno de los clubes más poderosos de Europa, el Bayern Munich.

Además del dinero que ingresa de manera directa por la transmisión de partidos, los grandes clubes tienen otros beneficios por márquetin, porque en la medida que su exposición mediática se incrementa, más aficionados llegan a los estadios, compran camisetas de sus jugadores favoritos o invierten como socios en el Club.

Según los organismos de futbol, la mejor liga del planeta es la española, pero nadie duda que la más rica es la inglesa. Eso se debe, precisamente, a la forma en que han manejado sus contratos con la televisión.

El futbol europeo se puede observar en los cinco continentes de manera simultánea y en directo.

camaras_tv_futbol

La Premier League, un ejemplo

El esquema de la televisión y su pago por derechos ha cambiado también por el crecimiento de la industria. Hace 30 años había pocas empresas de TV y las negociaciones no eran sencillas. Hoy la competencia por lograr los contratos es variada, lo que coloca a los clubes en mejor posición, porque las ofertas son múltiples.

A diferencia de otros países, en Inglaterra se llegó a la conclusión de una distribución más equitativa. A nadie le pagan como a los ingleses, a pesar de que en el ranquin de ingresos televisivos nadie compite con los dos gigantes españoles.

Ningún equipo inglés alcanza los ˇ100 millones, pero hay cuatro que superan la barrera de los ˇ90 millones por derechos y dos más están cerca de esa cifra.

El Liverpool, que marcha este año lejos de los puestos de competencias europeas, es el que más gana en Inglaterra, aun por encima del todavía campeón
Chelsea–, Manchester City o Arsenal.

El club inglés más rico y tercero en el mundo, el Manchester United, apenas aparece en la quinta posición entre los que más ingresos tienen por transmisiones de televisión. En contraparte, el equipo que menos cobró fue el Cardiff, con ˇ62 millones, una cifra para nada despreciable por haber descendido.

La razón de la equidad del futbol inglés parte de las bases de distribución, porque el 50 por ciento del total se reparte igual entre todos los clubes, el 25 por ciento por el lugar en la tabla de posiciones y el 25 por ciento adicional por los resultados internacionales.

Lo interesante es que los casi ˇ1.600 millones que cobra esta temporada la Premier se incrementarán significativamente los próximos dos años, de acuerdo con el contrato que se suscribió esta vez tras la puja entre Sky y BT.

España, grandes y chicos

La Liga española no ha encontrado un acuerdo significativo que logre mayor equilibrio en la distribución, y la diferencia entre el Real Madrid y el Barcelona es demasiado grande, principalmente porque cada club lleva a cabo su propia negociación, lo que coloca en desventaja a los más pequeños.

Florentino Pérez, presidente madridista, ha dicho: Hacemos lo justo, porque somos el club que tiene más aficionados en todo el mundo, y cobramos por ello. Los dos poderosos equipos españoles reciben lo mismo, ˇ140 millones por temporada, lo que deja menos dinero para repartir entre los demás. Eso explica, en parte, la diferencia en las inversiones en el momento de contratar jugadores galácticos.

El único club que compite con ambos es el Atlético de Madrid, metido en la lucha por el título los últimos tres años, pero con ingresos televisivos que apenas alcanzan los ˇ42 millones por temporada.

Quienes compran los derechos de estos clubes saben que pueden revenderlos a mucho más países por la popularidad de los merengues y catalanes, muy admirados en América y Asia, especialmente.

La Serie A y la Ligue 1, seis criterios

En Italia, al igual que en Inglaterra y España, el futbol llega a ser casi una religión. Sin embargo, la distribución del dinero por derechos de transmisión tiene el mismo problema que en España, porque algunos reciben mucho y otros muy poco. En ese país se aplica una fórmula que se ha ido desarrollando con el paso del tiempo y que contempla seis criterios diferentes: el 40 por ciento es para los 20 equipo de la Serie A por igual, pero luego tiene que analizarse el número de aficionados que les sigue, los resultados de los últimos cinco años, el histórico del club, la posición del año anterior y la población de la comunidad que representa.

Este modelo relativamente nuevo que se está aplicando mantiene a la Juve por encima del Inter de Milán, el Milan y la Roma. 

En la vecina Francia se utilizan los mismos criterios, aunque con paráme tros diferentes; es decir, porcentajes distintos. Aunque tal vez lo más destacado es que los clubes que descienden no reciben nada por los resultados deportivos de la temporada.

Los montos definitivos sí difieren, porque no es lo mismo la liga italiana que la francesa respecto del prestigio y seguidores.

Los partidos de los clubes más populares en el mundo captan el interés de millones de aficionados.

derechos tv

Distribución deportiva

La Bundesliga, en cambio, tiene un reparto que se basa directamente en el tema deportivo. Eso hace que haya, hasta cierto punto, más justicia en la forma de determinar los montos que se reciben por derechos televisivos. Sin embargo, cabe destacar que los montos que se negocian y reparten son muy inferiores a los de otras ligas, lo que hace que los ingresos para los clubes parezcan de otra dimensión.

Cuando se compara al Bayern Münich con los mejores de España, Inglaterra o Italia, no solo está al mismo nivel, sino que en la mayoría de los casos se ubica una grada por encima. Pero no sucede así en cuanto a los derechos por transmisión de sus partidos por televisión.

Para ponerlo en términos deportivos, el Bayern está a la par del Madrid, Barcelona o Juventus, pero en ingresos por la TV no compite. De hecho, con los clubes españoles está en términos desfavorables de uno a cuatro, que en ingresos es mucha plata.

Una particularidad en Alemania es que los derechos que la liga negocia incluyen a los equipos de la segunda división, por lo que la cantidad neta que se recibe se divide entre las dos categoría.

Portugal: cada quien por lo suyo

Algo parecido a lo que se ve en España ocurre en el vecino Portugal, en donde las negociaciones con las televisoras las lleva a cabo cada club de manera individual. Cuando se planteó la posibilidad de negociar de manera colectiva, Benfica, el equipo más popular, se opuso y durante una temporada ellos mismos transmitieron por su propio canal sus partidos, negociando derechos para cada uno de ellos. Eso obligó a las empresas de TV a cambiar su estrategia y aceptar las negociaciones individuales.

18mojalxask9sjpgAsíse mueve elmundodel futbolyla televisión. Los clubes y las televisoras quieren ganar mucho dinero. La mina de oro está disponible, pero, hasta ahora, cada quien la explota de manera diferente.

Si me preguntan, el mejor esquema para el largo plazo es el que maneja la Premier League, porque permite que el mayor beneficio sea para el espectáculo, y cuando se habla de espectáculo, el centro de atención no es otro que el aficionado. El que más piense en sus seguidores será el que mayores beneficios logre

 

Comentarios

comentarios

Mas en Deportes

messi

El madridista al que Leo Messi tiene más ‘pánico’ de cara al Clásico

cristiano-ronaldo

Acusan a Cristiano Ronaldo de evadir impuestos

copa-sudamericana

¿Se le otorgará el título de la Sudamericana a Chapecoense?

barcelona

El peligro en forma de fuga de Neymar por el mal rumbo del Barça

avion-boliviano

El vuelo de la tragedia de Chapecoense no había sido autorizado

logo-mundial-russia-2018-vector-ai-large

Rusia 2018: A la búsqueda de 31 selecciones

gareth-bale

El técnico del Madrid cierra el debate

gareth-bale

A Zidane ya le han dicho cuándo volverá (de verdad) Gareth Bale

messi-champions

Las 5 claves para entender el repaso del Barça al Celtic en Glasgow

messi

¿Por qué Messi puso en la mesa de negociación con el Barça a Cristiano Ronaldo?

dybala

La maniobra de la Juventus para alejar a Paulo Dybala del Madrid

james-rodriguez-y-cristiano-ronaldo

Avisan a James Rodríguez de que se aleje de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid