Deportes

Siete clubes apuntan a conquistar la Champions

Para la Champions League 2016-2017 serán siete equipos los que pelearán con más opciones por conquistar la Orejona. El Real Madrid, campeón vigente, intentará lo que nadie ha conseguido desde que se juega con el ac­tual formato: ganar dos años consecutivos el trofeo más importante del planeta a nivel de clubes.


La que alguna vez fue conocida co­mo Copa de Europa, se transformó en la UEFA Champions League des­de la temporada 92-93, y desde en­tonces se ha convertido en el torneo de clubes más apasionante del mun­do, superando, por mucho, a otras competiciones, como la Copa Liber­tadores de América, y demás torneos regionales que se disputan en dife­rentes lugares, incluyendo, por su­puesto, la Concacaf.

Es desde el cambio de formato en 1992, cuando se marca una tendencia que ningún club ha podido romper has­ta la fecha: ganar en forma consecutiva el torneo. La razón es clara, el nivel de competitividad es enorme y mantener una supremacía dos años seguidos es una tarea titánica.

Para esta temporada, la lista de favoritos la encabeza el propio rey vigente, el Real Madrid, pero en la lucha están nada me­nos que seis poderosos clubes más: Bar­celona y Atlético de Madrid (España), Ba­yern Munich (Alemania), Manchester Ci­ty (Inglaterra), Juventus (Italia) y solamen­te una grada por debajo, el PSG (Francia).

El Madrid, tras lo imposible

ancelotti13

Nadie ha ganado tantas veces la Copa de Europa como el Madrid (11), pero lejos han quedado los años en los que un club podía mantener una hegemo­nía plena. Por eso, esta temporada los merengues, bajo la dirección de Zine­dine Zidane, sueñan con romper lo que algunos llaman el maleficio del campeón.

Para eso, Zizou cuenta, posiblemen­te, con la plantilla de mayor profundi­dad en Europa, con dos jugadores ex­cepcionales para cada posición, lo que le permite encarar con posibilidades todos los torneos de la temporada: Li­ga, Copa del Rey y Champions.

Si en la década de los cincuenta este club metía miedo con su tridente ofensivo de Gento, Puskás y Di Stéfa­no, el Madrid de ahora cuenta con la famosa BBC Bale, Benzema y Cris­ tiano–, capaz de reeditar las hazañas de aquellos míticos del club.

Tras conseguir la quinta copa de Eu­ropa, en 1960, el diario inglés, The Ti­mes, mencionó al Madrid de la si­guiente manera: El Real Madrid se pa­sea por Europa, como una vez lo hicieron los vikingos, destruyendo todo a su paso. La realidad hoy es diferente, precisa­mente por la calidad y fuerza de mu­chos de sus contrincantes, pero igual la atención se centra en ver si se con­suma la hazaña.

El formato de la Champions ha de­mostrado lo difícil que es repetir el tí­tulo. Apenas dos clubes, el Ajax (1995- 96) y el Manchester United (2008-09), ganaron una temporada y llegaron a la final en la siguiente, fallando ambos en su intento por lograr un bicampeo­nato continental.

Los otros aspirantes

Los expertos y las casas de apuestas en Europa tienen pocas dudas. Los únicos clubes con posibilidades son los men­cionados, posiblemente en un orden distinto. Barcelona encabeza los pronós­ticos, y le siguen –en su órden–, Real Madrid, Bayern, Juventus, Manchester City, Atlético y PSG. Entre estos siete as­pirantes, solamente cuatro han levanta­do la copa antes: catalanes, alemanes, italianos y los propios madridistas.

El Barca de Luis Enrique es eterno candidato a ganar la Orejona, al menos del siglo XXI, ya que ha ganado la com­petición más que cualquier otro club –cuatro veces–, por tres del Real y dos del Bayer y del Manchester United.

Si bien se han escuchado críticas contra el club catalán por sus fichajes de jugadores de segundo cartel, man­tiene la que puede ser considerada co­mo la delantera más letal del aquel con­tinente. Messi, Neymar y Suárez –la MSN– ya mostraron su potencial ofen­sivo la temporada pasada.

La plantilla se ha visto reforzada con Pacco Alcácer, André Gomes, Umtiti y Digne, lo que, según Luis Enrique, le ha dado la mejor plantilla que he tenido en mi carrera.

El Bayern ha tenido pocos, pero im­portantes cambios. Llegó Carlo Ance­lotti con la tarea de conseguir lo que no pudo lograr Pep Guardiola. El club bávaro ha sido dominante en la Bun­desliga y el torneo de Copa alemán, pe­ro no han podido volver a levantar una Orejona, desde la temporada 2012-13, cuando hicieron el triplete

di-stefano10.

Para esta batalla continental se ha re­forzado con jugadores de la talla de Mats Hummels en la defensa y la afa­mada perla portuguesa, Renato San­ches, en el mediocampo, en donde se espera que aporte mucho físico en apo­yo de Arturo Vidal.

Ancelotti ha levantado la Copa de Europa como entrenador en tres oca­siones, dos con el Milán y una con el Real Madrid, por lo que su experiencia en el torneo y su manejo del equipo será fundamental para el éxito del con­junto alemán.

A estos tres primeros equipos, se suma la Juventus. Ya la última campa­ña, la Vecchia Signora se quedó fuera del torneo intercontinental por dos errores de Patrice Evra, que dieron lu­gar a la remontada del Bayern, pero han demostrado estar al nivel de los mejores de Europa.

Para esta campaña, los de Max Alle­gri son los que mejor se han reforza­do para pelear por la Champios. A pesar de perder a Paul Pogba, han fi­chado a Gonzalo Higuaín, Pjanic, Da­ni Alves y Benatia, reforzando de gran manera todas sus líneas. Ade­más, la llegada de estos jugadores permite al técnico italiano cambiar el sistema de disputa y jugar con línea de cuatro y no de tres, algo que en Europa es muy difícil de hacer.

Además, los bianconeri cuentan con Paulo Dybala, una de las mayores pro­mesas a nivel mundial que se encuen­tra cada vez mejor y se acerca a gran velocidad a los mejores del mundo. Con 21 años desde su última Orejona, la Juve es nuevamente aspirante a cam­peón europeo.

Los tres primerizos

Detrás de los más sólidos favoritos, se presenta un grupo de tres aspirantes que, por cierto, han sido animadores de los últimos torneos continentales. Atlé­tico –dos finales en tres años– ManCity y PSG aspiran a trascender y buscar, cada uno, ser campeón de Europa por primera vez en su historia.

El conjunto colchonero, con la garra que le impone el Cholo Simeone, ha demostrado que es capaz de desafiar a los más poderosos. El técnico argentino sabe que cuenta con uno de los mejo­res jugadores del momento, Griez­mann, pero, sobre todo, que mantiene un juego de conjunto como pocos clu­bes en el mundo.

Por su parte, Pep ha calado en el fút­bol inglés para intentar repetir lo que solamente pudo hacer con el Barca. Pa­ra eso, ha llevado a Claudio Bravo, Sto­ne, Nolito y Sanne, a buscar su objeti­vo: Champions y Premiere League, una tarea para nada sencilla.

cr711

Mientras, el PSG, gran animador en las últimas temporadas, ha sufrido im­portantes bajas con la salida de su de­lantero símbolo, Zlatan Ibrahimovic, pero también se ha ido y David Luiz a la Premier League, lo que supone un grado de debilitamiento. Como contra­peso se puede mencionar la llegada de Unai Emery, experto en copas conti­nentales, lo que le concede algún nivel de posibilidades a los francés, acos­tumbrados a pasar la fase de grupos, pero para quedar eliminados en algu­na de las fases siguientes, sin alcanzar nunca una final.

Plus económico

Además de ser un torneo con gran nivel futbolístico, la Champions Lea­gue representa una fuente muy impor­tante para los ingresos de los clubes. Cada año los conjuntos europeos que se clasifican llenan sus bolsillos con millones de euros.

Por participar en la fase de grupos, cada equipo percibirá €12.7 millones, a los que se le suman los bonos por resul­tados, que son €1.5 millones por victoria y €0.5 millones por empate.

A partir de que la competición vaya avanzando, los bonos también llegan para los equipos que superen cada etapa. Los conjuntos clasificados para octavos de final se llevan €6 millo­nes, mientras que por los cuartos de final son €6.5 millones y €7.5 por las semifinales.

Por otra parte, el subcampeón ga­na €11 millones por disputar la final, y el campeón, 15.5 millones más. Nada mal, si se toma en cuenta que, además, mejoran las ventas por el mercadeo de camisolas y demás sou­venirs que cada club realiza a lo largo de la competición.

Hay un ingreso adicional que tiene relación con los derechos de transmi­sión, los cuáles se dividen entre los clubes por país.

Ningún torneo mundial capta la aten­ción en el planeta como lo hace la Champions League, cuya última final tuvo una audiencia de 350 millones de televidentes, que la siguieron en más de 200 países, algo que ningún otro espec­táculo deportivo puede alcanzar, salvo la final de la Copa del Mundo de la FIFA.

Comentarios

comentarios

Mas en Deportes

messi

El madridista al que Leo Messi tiene más ‘pánico’ de cara al Clásico

cristiano-ronaldo

Acusan a Cristiano Ronaldo de evadir impuestos

copa-sudamericana

¿Se le otorgará el título de la Sudamericana a Chapecoense?

barcelona

El peligro en forma de fuga de Neymar por el mal rumbo del Barça

avion-boliviano

El vuelo de la tragedia de Chapecoense no había sido autorizado

logo-mundial-russia-2018-vector-ai-large

Rusia 2018: A la búsqueda de 31 selecciones

gareth-bale

El técnico del Madrid cierra el debate

gareth-bale

A Zidane ya le han dicho cuándo volverá (de verdad) Gareth Bale

messi-champions

Las 5 claves para entender el repaso del Barça al Celtic en Glasgow

messi

¿Por qué Messi puso en la mesa de negociación con el Barça a Cristiano Ronaldo?

dybala

La maniobra de la Juventus para alejar a Paulo Dybala del Madrid

james-rodriguez-y-cristiano-ronaldo

Avisan a James Rodríguez de que se aleje de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid