Deportes

Por ahora Brian Shaw es el más fuerte del mundo

11205185_1828181287406404_4566984672076606985_nLevantar más de 500 kilos o tirar un camión y hasta un avión es un esfuerzo que solamente unos pocos hombres en el planeta pueden realizar. Brian Shaw es el mejor exponente de un exclusivo grupo que cada año compiten por el título de El Hombre más Fuerte del Mundo.

 

Charles Samuelsson

Wingate, Carolina del Norte – Cuando empezaba a destacar en el baloncesto universitario, Brian Shaw decidió dejar las duelas y canastas y refundirse en su santuario –como llama a la sala de pesas–, para iniciar una desenfrenada carrera por levantar, cargar o tirar del mayor peso posible. Para él, los límites están para levantarlos y superarlos.

Este hombremole de 33 años, 2.03 metros y 415 libras de músculos, tiene como obsesión levantar más y más peso, para ello se entrena, se alimenta y se prepara mentalmente, porque el esfuerzo que tiene que realizar en una comptencia es enorme. Ha llegado a levantar 1.125 libras (510 kilos), y confía en alcanzar nuevas marcas.

Desde 2011, cuando ganó el título por primera vez –ha repetido en 2013 y 2015–, ha mantenido un constante desafío con el veterano lituano Zydrunas Savickas (40años y cuatro títulos). Siento que estoy en el mejor momento de mi carrera, dijo al recibir su último reconocimiento mundial, y anticipó que se está preparando para ser el strongman más reconocido de la historia.

Para eso tiene que superar los cinco títulos del polaco Mariusz Pudzianowski (2002, 2003, 2005, 2007 y 2008), pero Shaw se tiene confianza y sabe que en este deporte se puede competir hasta los 40 años si el atleta se cuida lo suficiente. Siendo quien soy y como soy, sé que podré alcanzar las metas que me he impuesto, y muchos le hemos visto superarse a sí mismo y a sus rivales una y otra vez.

Desde su inicio

Este deporte no es para todo el mundo, indica el hombre fuerte, al recomendar que es solamente para aquellos a quienes les gusta hacer mucho ejercicio, ser competitivos y llegar al límite. Entonces es fabuloso y divertido, porque de lo contrario cualquiera se queda en el camino.

Estar en la élite de los hombres fuertes del mundo demanda mucho sacrificio. Shaw le encontró el gusto cuando jugaba baloncesto y tenía que fortalecer sus músculos en el gimnasio. Al fin de cuentas, le gustó más levantar peso que rebotar el balón en una duela, y su vida cambió también radicalmente. Levantar pesas se volvió una pasión, y lo demás es parte de la historia, porque fui evolucionando hasta llegar al más alto nivel competitivo.

Según él mismo ha relatado en varias ocasiones, desde que se decidió a dejar el baloncesto universitario sabía lo que quería, pero nunca imaginé que estaba principiando algo en lo que no terminas hasta que te retiras, porque siempre se quiere mejorar en la técnica.

Este strongman no esconde sus secretos: Quien cree que solamente se necesita de fuerza, se equivoca, porque además se requiere velocidad y mucha resistencia, y eso no se puede lograr más que con un trabajo muy fuerte. Hay que trabajar duro, comer en grande y no detenerse, concluye.

El entrenamiento de Shaw es muy disciplinado, así como su alimentación, que nunca baja de nueve mil calorías diarias, con una dieta muy bien seleccionada. De acuerdo con su planificación, dedica un día para cada una de sus partes (piernas, espalda, pecho, hombros y bíceps), con prácticas diferentes en aparatos o levantamiento de peso muerto.

Cuando se acercan las grandes competiciones, lo importante es practicar con los elementos que se utilizan en cada una de las pruebas, porque los resultados no llegan solamente con la fuerza, hay que conocer el grado de dificultad de cada prueba, explica.

La competencia
Determinar quién es el hombre más fuerte del mundo no es sencillo.  Por eso, los participantes en la competencia El Hombre más Fuerte del Mundo de Met Rx –la más reconocida–, que nunca son más de 25, se deben someter a una serie de entre seis y ocho pruebas exigentes y hasta extravagantes, en las que se intenta que el cuerpo tenga que desarrollar su fuerza global en toda su potencia.

El máximo concurso tiene lugar en septiembre de cada año, y este tipo de competiciones están inspiradas en las que hace siglos hacían los vikingos para demostrar su fuerza. También se han tomado referencias de Escocia, en donde se ha logrado determinar el origen del lanzamiento del tronco, que se replica con algunas variantes.

Las primeras competencias formales y organizadas a nivel internacional se remontan apenas a 1977, cuando en Estados Unidos se principió a invitar para competir a los más fuertes de diferentes deportes –fisicoculturistas, halterofilios y futbolistas americanos–. El primer hombre fuerte reconocido fue el estadounidense Bruce Wilhem (halterófilo).

Las primeras pruebas eran más de levantar peso únicamente, pero poco a poco se han ido sofisticando y haciéndolas más atractivas, principalmente porque el evento tiene gran audiencia en la televisión.

A continuación, un resumen de algunas de las pruebas que se realizan para seleccionar al strongman del año.

  • Levantamiento de tronco. Se busca un tronco que pese 380 kg, para que el atleta lo pueda mover hacia arriba la cantidad de veces que pueda.
  • Lanzamiento de tronco. Se trata de un poste de cinco metros –aproximadamente– que debe ser lanzado encima de una barra.
  • Transportar y arrastrar. Primero deben correr con dos objetos de 130 kg cada uno –uno en cada mano–, y luego arrastrar un ancla que pesa 300 kg.
  • Piedras de Atlas o haussefall. Se trata de cargar y trasladar pesadas piedras de hasta 160 kg. Es por tiempo, por lo que se requiere de fuerza y velocidad.
  • Tirar el avión. Hay que jalar un avión de 40 toneladas con una soga durante 25 metros.
  • Lanzamiento de barril. Lanzar 10 barriles de 20 kg por encima de una pared de 6 metros de altura.

Otras modalidades que se suelen incluir en las competiciones más destacadas –hay varias durante el año en Estados Unidos y Europa, principalmente– son transportar heladeras, empujar un camión, transportar un auto, el peso muerto con barriles, sentadillas con barriles y más.

En algunos años, la final ha sido tan cerrada entre algunos de los competidores que el título se ha decidido por tiempo y no por fuerza, lo que demuestra que se debe tener una preparación integral.

El más fuerte del mundo, noqueado

 

El hombre que más veces ha ganado el título de El Hombre más Fuerte del Mundo, el polaco Mariusz Pudzianowski, se convirtió en peleador profesional de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés), y hace poco tiempo peleó con el australiano Peter Graham, un experto de kickboxing, quien lo noqueó sin misericordia en el segundo round.

Así quedó demostrado que una cosa es tener fuerza total –strongman– y una muy diferente saber pelear. Los músculos no siempre son los que se imponen sobre el cuadrilátero o el lugar en donde se pelee.

En el gimnasio, Pudzianowski puede levantar hasta 451 kilos de peso muerto, pero en esta pelea de la MMA no logró pasar del segundo asalto. La marca hasta hoy del polaco es de nueve victorias y cinco derrotas, pero solamente esta ha perdido por nocaut.

El vikingo más fuerte del mundo

No es un personaje cualquiera. Tampoco es solamente un strongman. Se trata de un artista destacado en la serie Game of Trones (Juego de Tronos). Hafþór Júlíus Thor Björnsson es el personaje Montaña, que se convirtió en el vikingo más fuerte del mundo.

La prueba más exigente de este concurso de tradición histórica es la de levantar un tronco de unos 600 kg y caminar los pasos que se pueda. Esta prueba tiene registro histórico y el récord se mantenía desde hace unos mil años, cuando Orm Storulfsson, de origen islandés, estableció marca de tres pasos con semejante carga.

Pues bien, este famoso Björnsson ­–en 2014 segundo lugar como el hombre más fuerte del mundo, tomó el tronco ¡y caminó cinco pasos!, una hazaña que pocos imaginaron que se podría alcanzar.

Lo más curioso fue que cuando terminó la prueba, Björnsson saltó de alegría y se fue a festejar, mientras que todos los que toman parte en esta prueba se quedan durante un tiempo casi sin poder moverse.

En líneas generales se intenta desarrollar la fuerza global del cuerpo con rutinas compuestas principalmente por presses, sentadillas y peso muerto, aunque también son bienvenidos algunos ejercicios de halterofilia, como los tirones de fuerza.

Ya hemos comentado en Vitonica alguna vez la importancia de la fuerza del agarre, ya que, si este no es bueno, podemos ver limitada nuestra fuerza. Así que este tipo de atletas también entrenan la fuerza de agarre, pues es de vital importancia para poder realizar las pruebas con éxito.

Otros ejercicios interesantes y que van a ser beneficiosos para este tipo de atletas son ejercicios similares a los que van a enfrentarse en una competición, como pueden ser paseo del granjero, levantamiento de piedras o incluso volteo de ruedas. De esta forma, además de ganar fuerza, mantienen un estado más atlético y también entrenan su resistencia.

 

 

Comentarios

comentarios

Mas en Deportes

mascherano

El Barça negocia a espaldas de Mascherano con su reemplazo

cristiano-ronaldo

Cristiano Ronaldo: “¿Me ves preocupado? Quien no debe, no teme”

florentino-perez

El fichaje de Florentino Pérez para terminar con Messi

uea-champions-league

Los jugadores Latinos que ya están en octavos de la Champions

lionel-messi-y-barcelona

La redención de Arda (y poco más): 5 claves del Barça – M’Gladbach

federe

Roger Federer, un rey fuera del podio que promete volver

conmebol

¡Chapecoense es el campeón de la Copa Sudamericana!

luis-enrique

Los jugadores del Barça que quieren echar a Luis Enrique

messi

El madridista al que Leo Messi tiene más ‘pánico’ de cara al Clásico

cristiano-ronaldo

Acusan a Cristiano Ronaldo de evadir impuestos

copa-sudamericana

¿Se le otorgará el título de la Sudamericana a Chapecoense?

barcelona

El peligro en forma de fuga de Neymar por el mal rumbo del Barça