Deportes

Momento de soñar: El Triplete

Solo ocho equipos han logrado en la historia del futbol europeo el anhelado triplete, al ganar su respectiva liga, el torneo de copa de su país y el título de Campeón Europeo –ahora Liga de Campeones–. El favorito para alcanzar esa hazaña este año es el Barcelona, y Luis Enrique sería el primer técnico que lo logra dos veces.

 

Carlos María Salvado

 

Madrid – Repetir una Liga de Europa –Champions o ganar el triplete son dos sueños que están reservados para unos pocos clubes. El FC Barcelona es el único este año en esa categoría.

Desde que se disputa la Liga de Campeones, en la temporada 1992-1993, ningún club ha repetido el título en años consecutivos. Si el FC Barcelona lo logra este año, estará escribiendo varias páginas para la historia del futbol, porque no solo sería el primer club en hacerlo, sino que también podría ser el primero en lograr tres tripletes, si la suerte le sonríe.

De los 16 clubes clasificados para la siguiente ronda de la Champions, 10 están en posibilidad de ganar su liga, torneo de copa y alzar la Orejona con el título de Europa. La tarea no es fácil, y seguramente la mayoría de ellos verán desvanecer el sueño de convertirse en el noveno equipo que ingresa al selecto club de ganadores de tripletes.

Algunos son cómodos líderes en sus respectivos países y favoritos para ganar el torneo de copa. Otros aún batallan por el liderato, pero no están descartados del todo y siguen con posibilidades en los tres frentes: liga, copa y Champions.

Este selecto grupo de aspirantes al triplete lo encabeza, como ya se ha mencionado, el Barsa, porque los catalanes son favoritos en todas las competiciones abiertas, pero le siguen rivales tan complicados –en Europa– como el Bayern Münich (Alemania) y PSG (Francia), que también le apuntan a todo y ya tienen sus respectivas ligas en el bolsillo.

 

Lucha de campeones

Con su triunfo sobre el Atlético de Madrid el pasado fin de semana, la Liga BBVA parece inclinada a favor del Barcelona, que tendría que sufrir una baja de juego que no parece posible en este momento, al tiempo que sus rivales –Colchoneros  y Real Madrid– suben el suyo muy por encima de lo que han mostrado. Si me preguntan a mí, la Liga tiene más de medio dueño.

Un poco menos complicado lo tienen los chicos de Pep Guardiola, quien quisiera retirarse del Bayern con el triplete. En la Bundesliga, la ventaja es de ocho puntos sobre el Borussia Dortmund, y el Bochum no debiera ser problema para seguir vivo en la Copa alemana, para la que es también favorito de las apuestas.

¿Y qué decir del PSG francés, con Zlatan Ibrahimovic intratable? El club de París tiene 24 puntos por encima del Mónaco, y el sueco es líder de goleo (19), uno de los mejores de Europa. No sé por qué razón la prensa no reconoce que ahora mismo somos superiores en Europa, reclama Ibra, quien confía no solo en el triplete, sino además en ser el primer club francés en ganar el título europeo. En la copa francesa no parece que el Lille pueda detener la carrera ascendente de los parisinos. Total, para eso ha invertido tanto su propietario, Nasser Al-Khelaifi.

La gran sorpresa de la temporada la está dando el Gent belga, líder de su liga con tres puntos sobre el Brujas, al mismo que está a punto de eliminar en el torneo copero. Sin embargo, sigue sin deslumbrar como para estar entre los favoritos de la Champions, aunque ya algunos expertos lo colocan en cuartos de final sobre su rival, el alemán Wolfsburgo.

Los otros aspirantes al triplete la tienen más difícil, porque si bien en sus respectivas copas todos pueden clasificar en los enfrentamientos directos, aún deben remontar en la lucha por sus títulos ligueros. El primero es la Juventus, segundo en la Serie A detrás del sorpresivo pero sólido Nápoles, que aspira con romper la cadena de scudetti que llevan los de Turín.

Aun con eso de por medio, su momento más complicado lo tendrá en la eliminatoria directa contra el campeón alemán, porque son rivales directos en octavos de la Champions.

Los clubes ingleses que continúan en la contienda no la tienen para nada fácil. El campeón Manchester City está vigente en cuatro competiciones –incluida la FA Cup–, pero en la Premier marcha en segundo lugar empatado con el Arsenal, ambos a tres puntos del sorpresivo Leicester, y acosados por el Tottenham a solo dos puntos. En la copa su rival será el Liverpool, que quiere salvar con este torneo una campaña desteñida.

Los gunners no aparecen en ninguna lista de favoritos, pero esperan dar la sorpresa en alguna de las competiciones. Ganar tres parece un sueño lejano para los de Arsene Wenger, el más veterano entrenador de la liga inglesa.

La lista de quienes tienen alguna posibilidad del triplete la completan el holandés PSV Eiendhoven, a un punto nada más del Ajax, pero con el difícil tramo en octavos de enfrentar a un Atlético de Madrid que ya únicamente sigue vivo en Champions. Algo parecido le ocurre al Dínamo de Kiev, que navega cuesta arriba en liga y Europa, pero peor aún está el Zenit ruso, que marcha quinto en su liga.

En los octavos de Champions queda un grupo de matafiestas que ha quedado fuera de sus ligas y de los torneos coperos. El primero en la lista es el Real Madrid, entre los favoritos para la Orejona, pero que aún debe demostrar que la llegada de Zinadine Zidane puede ser determinante para aspirar a una nueva copa.

La lista la completan el propio Atlético de Madrid, Benfica, Chelsea, Roma y Wolfsburgo.

 

1967, el principio. La historia de los tripletes principió hace casi cinco décadas, cuando un sorprendente equipo escocés, el Celtic, se hizo con la liga de su país, la copa escocesa y la Copa de Europa –2-1 frente al Inter de Milán–. Ningún equipo lo había logrado antes. En realidad, de la mano del técnico Jock Stein, este deslumbrante club alcanzó ese hito solamente con jugadores nacidos en Glasgow.

 

1972, el Ajax de Cruyff. Apenas cinco años después, fue otro club que deslumbró a Europa quien logró el triplete. El Ajax holandés, con un relevante Johan Cruyff, logró la hazaña. Se trataba de una plantilla muy superior a las demás en el continente. El año siguiente repitieron en su liga y Europa, pero no pudieron alzar la copa holandesa. Se puede hablar de una de las generaciones de futbolistas más destacadas.

1988, PSV Eindhoven. Debieron transcurrir 16 años para que llegaran los herederos de aquella camada de holandeses. El PSV de Guus Hiddink repitió la hazaña y mantuvo su hegemonía local por tres años consecutivos. Su triplete llegó cuando superaron en penales 6-5 al Benfica portugués, lo que no resta ningún mérito.

1999, la era Ferguson. Ya estamos en lo que podríamos llamar la era moderna de la Liga Europa. Los diablos rojos del Manchester United, de la mano de sir Alex Ferguson, hicieron historia al ganar en la última jornada el título de Liga, que se sumaba al ya ganado con la Copa FA. Pero aún se recuerda el partido de final de la ya nombrada Champions League frente al Bayern Münich (2-1), que deja como recuerdo imborrable este triplete.

2009, irrumpe Pep Guardiola. Llegó el momento para un club español. El F. C. Barcelona estrenaba entrenador con Pep Guardiola. Con una plantilla de lujo, en la que principia a brillar Messi, los catalanes logran todo, hasta llegar a la gran final europea en Roma, nada menos que frente al mismo Manchester United. No hubo objeción y el 2-0 selló el primer triplete para el Barsa.

2010, José Mourinho dice presente. El Inter de Milán, entrenado por el portugués y de la mano de Javier Zanetti, hizo lo propio apenas un año después.  Este triplete fue el que colocó a Mourinho en la esfera de los mejores entrenadores del mundo. En Italia el gran rival de los milaneses fue la Roma, segundo en la liga y finalista en la copa. En la final, la víctima de los italianos –con dos goles de Milito– fueron los alemanes del Bayern.

2013,  Bayern, al fin. Uno de los clubes más prestigiosos del mundo, los alemanes del Bayern Münich, entró al selecto grupo del triplete en el último año del exitoso Jupp Heyneckes. Sin rival en la Bundesliga –25 puntos de ventaja–, ratificaron su superioridad en la primera final alemana de la historia en la Champions, y la copa se la arrebataron al Sttutgart (3-2). Un año para soñar y recordar.

2014, la era de Luis Enrique. Si Pep dejó historia brillante en el Barsa, el joven Luis Enrique ha principiado con más éxitos y en su primera temporada le igualó con el triplete. Real Madrid y Juventus no pudieron detener su paso arrollador.  Lo interesante es que ahora es favorito para repetir, lo que ubicaría al entrenador y al club en una esfera única en Europa, quizás solo comparable con las cinco copas del Madrid entre 1955 y 1960.

 

Esta vez, por primera vez en la historia, hay dos técnicos que pueden repetir el triplete. Por un lado, Luis Enrique con el Barsa, y por el otro, Pep Guardiola con el Bayern Münich. Sus clubes aparecen en los dos primeros lugares como favoritos de las casas de apuesta para ganar la Champions, y ambos tienen ya sus respectivas ligas en el bolsillo, al tiempo que avanzan como favoritos también en sus torneos de copa.

Una competencia aparte, pero tan apasionante como la de los clubes.

Comentarios

comentarios

Mas en Deportes

messi

El madridista al que Leo Messi tiene más ‘pánico’ de cara al Clásico

cristiano-ronaldo

Acusan a Cristiano Ronaldo de evadir impuestos

copa-sudamericana

¿Se le otorgará el título de la Sudamericana a Chapecoense?

barcelona

El peligro en forma de fuga de Neymar por el mal rumbo del Barça

avion-boliviano

El vuelo de la tragedia de Chapecoense no había sido autorizado

logo-mundial-russia-2018-vector-ai-large

Rusia 2018: A la búsqueda de 31 selecciones

gareth-bale

El técnico del Madrid cierra el debate

gareth-bale

A Zidane ya le han dicho cuándo volverá (de verdad) Gareth Bale

messi-champions

Las 5 claves para entender el repaso del Barça al Celtic en Glasgow

messi

¿Por qué Messi puso en la mesa de negociación con el Barça a Cristiano Ronaldo?

dybala

La maniobra de la Juventus para alejar a Paulo Dybala del Madrid

james-rodriguez-y-cristiano-ronaldo

Avisan a James Rodríguez de que se aleje de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid