Deportes

Alves contacta con Mascherano y le invita a jugar con él en la Juventus

Dani Alves está eufórico, como un niño con zapatos nuevos, en su nuevo destino de la Juventus de Turín. Ayer pasó la revisión médica, firmó el contrato que le liga al club bianconero para los próximos dos años, y mostró su alegría ante los ‘tiffossi’ juventinos con un “Forza Juve”. Alves está encantado con el paso que ha dado cambiando el Barça por la Juve y ha animado a través del whatsapp a su amigo Javier Mascherano para que le siga hasta Italia.

 

Alves ha quedado impresionado con la organización, las instalaciones y la grandeza del club italiano y, consciente de que la Juve está interesada en Mascherano y que éste vería con buenos ojos un cambio de aires después de seis años en el Barcelona, no ha dudado en animarle para que se atreva a dar el paso que acaba de dar él. “Vente para aquí, que serás feliz”, le ha dicho Alves a quien de momento es su ex compañero. Mascherano, por su parte, se ha tomado un tiempo de reflexión en el que tiene que tomar decisiones importantes sobre su futuro. Tanto con Argentina como con el Barça, club con el que tiene contrato en vigor. La resolución de sus problemas con la justicia en España ha enfriado mucho las relaciones que El Jefecito mantiene con el FC Barcelona, que no está dispuesto a concederle la carta de libertad y que sólo aceptaría su marcha previo pago de una cantidad próxima a los 50 millones de euros.

Comentarios

comentarios

Mas en Deportes

Djokovic avanza en Australia; busca récord histórico

Marco Pappa a punto de dejar la MLS

Murray, Federer y Kerber ganan su primer juego en Abierto de Australia

Antigua principia líder, con casta de campeón

Cremas arrancan mal en el Clausura; 0-1 ante Cobán

Copa UNCAF: Costa Rica y Panamá buscan hoy triunfos

El Barca golea (5-0): las 5 claves según donBalón

Municipal y Suchi vuelven a la acción en el Israel Barrios

Copa del Rey: Sin duelo de gigantes

Comunicaciones y Cobán abren el Clausura’2017

El Madrid de Zidane adelante en la Copa, con récord incluído

Será aún más difícil para Guatemala y compañía