Nacionales

De nuevo, cierran consulta externa de hospitales

Como si la salud de los guatemaltecos pudiera esperar, hoy amanecieron cerradas las consultas externas de los dos principales hospitales del país:  el Roosevelt y el General San Juan de Dios.

Desde tempranas horas de la mañana, cientos de personas que acudieron a realizar diversas consultas o a solicitar cita para ser atendidas, tuvieron que regresar a sus hogares, pues en el San Juan de Dios, los médicos residentes decidieron cerrar las puertas, debido a que supuestamente no cuentan con insumos ni medicinas para los pacientes.

Entre tanto, en el Roosevelt, les indicaron que no habría servicio hoy, debido al asueto del Día de los Santos, extremo que está siendo confirmado.

Desde hace por lo menos dos años, los médicos residentes y los sindicatos de trabajadores de estos nosocomios realizan paros recurrentes debido al retraso en el pago de sueldos o bien, a la escasez de materiales que necesitan para curar a los enfermos que acuden a ellos, a lo que las autoridades de Salud Pública responden que el problema se debe a la insuficiencia de recursos y, por ende, a la falta de pago a los proveedores, quienes suspenden la entrega de sus productos.

hospital 2

Mas en Nacionales

MP aprehende a un PNC que intentó sustraer cocaína de la bodega de la SGAIA

MP presenta acción de extinción de bienes vinculado a Roxana Baldetti

Accidente en Ruta al Pacífico

Eclipse parcial de Sol hoy a partir de 11:35; se recomienda no verlo sin protección

Nuevo PDH asume el cargo alarmado por la violencia; respalda al MP y CICIG

Condenan a miembros de estructura criminal por secuestro y asesinato de empresario español

Erick Barrondo y su esposa salen ilesos de accidente en carretera

Volcán de fuego cambia patrón de erupciones; recomiendan precaución

Vigilancia a trayectoria de tormenta Harvey; efectos entre lunes y martes

Exfiscal de León, nuevo director de colapsado sistema de presidios

Guatemala en alerta por “guerra anual” entre maras rivales

Sepultan a indígena asesinada por militares hace 35 años en Guatemala