Nacionales

“Baldetti tiene rasgos megalómanos y sociópatas”

Maritza Ochoa Rosas, presidenta del Colegio de Psicólogos de Guatemala.

Fantasías delirantes de poder y de omnipotencia —megalomanía— y una pérdida de la noción de la importancia de observar las normas sociales —sociopatía— evidencia la manera en que se comportó, como funcionaria, la exvicepresidenta Roxana Baldetti, asegura la experta en sicología. Las conclusiones, aclara, no son un diagnóstico clínico, sino inferencias a raíz de la información pública sobre la exgobernante.

Álvaro Alay

aalay@cronica.com.gt

Las causas del poder

La señora Baldetti es una persona que viene de un estrato socioeconómico de clase media y su nivel de vida aumentó considerablemente; pero en algún momento perdió la percepción de lo que había logrado y entró en un proceso típico de personas que no pueden manejar el poder, al cual se le denomina megalomanía. Este es un trastorno de personalidad que no llega a ser psicopatológico, pero que tiene que ver con una orientación al poder, a la relevancia a ser importante y da lugar a una autoestima bastante alta, casi omnipotente, es por ello, que si una foto no estaba bien tomada, regañaba al fotógrafo o se molestaba con el medio.

La mentira perfecta

No vamos a negar que Baldetti debe tener un perfil excepcional para haber logrado lo que logró, no se le puede negar los niveles de inteligencia y la capacidad de establecer relaciones que la llevaron a un puesto como el que ocupó. Ella tiene una personalidad con rasgos sociópatas, porque es capaz de mentir sin tener ningún empacho, cuando ella hablaba a la prensa y decía que no se había robado ni un centavo, posiblemente ella hasta se lo creía y pensaba que cualquier cosa que estaba haciendo al margen de la ley era porque se lo merecía. Podríamos decir que ella se creía que en verdad no estaba robando, la persona sociópata es alguien que se cree sus propias mentiras, logran convencer a grandes grupos y hasta pueden ser grandes líderes.

Una vida opulenta

El dinero no es importante por sí mismo; especialmente, para personajes como la exvicepresidenta, para ella no era importante tener mucho en el banco, sino tener zapatos de marca, yates y otras cosas más. Lo importante no era el dinero, sino lo que podía comprar con ese dinero. Hay personas que tienen mucho más que ella y posiblemente andan en carros modestos, pero ella necesitaba demostrar su poder. Es un rasgo de alguien que quiere demostrar que es grande, que es quien manda, porque hay personas que quieren dinero para ahorrarlo o para invertirlo, pero ella lo necesitaba para demostrar su poder, que, de hecho, fue uno de los factores que la llevo a ser denunciada.

Después del poder

Ya no es la mujer glamurosa y su parte biológica se vio afectada, nadie está con ella, su secretario la traicionó, mucha gente se cuida de irla a visitar, su propio abogado; si no es por dinero, no la atiende, ella debe estar en un proceso depresivo, lo lógico es que lo esté. A esto se suma la frustración por no tener lo que ella consideraba que merecía y de ahí pueden venir sus problemas de salud, los cuales han de estar asociados a su estado emocional. Ella evidenció un deseo de ser algo, puede ser por algún tipo de carencia que tuvo en su infancia.

Mas en Nacionales

‘Barco por el aborto’ continúa frente a costas guatemaltecas

Volcán de Fuego vuelve a la ‘actividad normal’ tras fuerte erupción

RESUMEN DE LA SEMANA: Sin reformas, ni claridad tras la visita de Kelly y polémicas por doquier

Mourinho busca su primer título con el Manchester United

Roxana Baldetti y López Bonilla, acusados por narcotráfico en EEUU

Expulsados del país tripulantes de ‘Barco por el aborto’

Fin de ‘secreto bancario’; La SAT ya puede obtener información de cuentahabientes

Redoblada seguridad ante amenaza de ataque de maras este día

LA ONG holandesa une corrientes contra el aborto en el país

Conozca mas sobre el barco del aborto

IGLESIA, PDH, EJÉRCITO Y GRUPOS PRO VIDA, CONTRA “BARCO DEL ABORTO”

Preparan batalla legal para detener “barco del aborto” holandes