Internacional

Arriba el primer crucero de EE.UU. a la Habana en 50 años

El buque Adonia, de la compañía Fathom, –filial de la empresa Carnival–, arribó este lunes a  La Habana, lo que supone la primera línea de viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo.

La embarcación, con 704 pasajeros a bordo, entre ellos una docena de cubano-estadounidenses, ha entrado en la bahía de La Habana para atracar en la terminal de cruceros Sierra Maestra, situada en el centro histórico de la ciudad.

La llegada del Adonia atrajo la mirada de decenas de curiosos que se congregaron en la avenida Malecón y en la zona del antiguo Castillo del Morro para presenciar su entrada a la bahía tras una travesía de unas ocho horas. Algunos de los espectadores portaban banderas cubanas e incluso alguno llevaba una de Estados Unidos.

Carnival, la mayor empresa de cruceros del mundo, promete a los viajeros de esta ruta marítima una “experiencia de inmersión cultural” durante una ruta de siete días alrededor de la isla, con una primera escala en La Habana, y las siguientes paradas en Cienfuegos, y Santiago de Cuba.

Los precios para esta primera travesía van desde 2 mil 600 dólares en un camarote interior a 8 mil 700 en una suite por un total de siete noches a bordo. Con información de El Mundo de España y agencias internacionales

 

 

Mas en Internacional

Desmantelada buena parte de la célula del atentado de Máncheste

El G7 ante el reto de convivir con Donald Trump

Macron pide a EEUU que evite “decisión precipitada” sobre acuerdo del clima

Los EEUU de Trump desafían en el mar a China

Recortes de Trump a la ONU imposibilitan programas de la ONU

El papa Francisco recibe a Trump; encuentro para limar asperezas

Hallan cuatro alpinistas muertos en el Everest

Los héroes del atentado de Mánchester: dos personas sin hogar

Sandro Rosell, expresidente del Barça, detenido por blanqueo de capitales

Jefe de inteligencia (EEUU) guarda silencio sobre presión de Trump

Mánchester desafía a la tragedia y se vuelca en ayudar

Sospechoso del ataque suicida de Manchester tenía orígenes libios