Opinión

Renzo Lautaro Rosal: DESESPERANZAS POR DOQUIER

@@MedicalNews12

Renzo Lautaro Rosal

Una oleada de desesperanza circula por América Latina. Los resabios y los muchos pendientes se conjunta en la actualidad con la tendencia al desasosiego provocada por la llegada, a manera de tendencia brutal, de gobiernos de corte ultra conservador. Su simple llegada al ejercicio del poder no representa sorpresa, pero sí lo son los mensajes y prioridades adosadas: los derechos humanos son vistos como proyecto amenazante, la criminalidad se enfrenta con mano dura y sus efectos poco importan, el Estado debe reducirse a su mínima expresión, las fuerzas armadas son los garantes del modelo que es amenazado por múltiples “enemigos”, y por lo tanto, le corresponde actuar con todos los medios disponibles; los migrantes, las minorías, los indígenas son vistos como obstáculos al desarrollo económico y la estabilidad política.

El hastío ciudadano provocado por la corrupción, la inseguridad y las necesidades insatisfechas no han logrado transformarse en procesos políticos que aseguren que las transiciones políticas sean progresivas, y no regresivas. Pero al mismo tiempo, constatamos que muchos de los procesos políticos y sociales librados durante las últimas tres décadas no solo son inacabados, sino han sido cargados de una retórica carente de profundidad y alcance.

Nos convencimos que los procesos electorales, y sus características de alternabilidad, temporalidad, participación de partidos políticos, establecimiento de reglas electorales, eran suficientes. Hoy, despertamos y nos damos cuenta que esos rasgos son absolutamente insuficientes. Las elecciones solo sirven para refuncionalizar las dinámicas de los actores tradicionales y los emergentes para mantener un llamado sistema que solo beneficia y premia a unos pocos; mientras en el letargo continúan los sectores mayoritarios.

La tendencia que prevalece en la región, expresa la teoría del péndulo llevado al extremo. Después de algunos breves períodos de gobiernos con cierta disposición al avance de la democracia de ciudadanía, ahora nos enfrentamos a nuevos autoritarismos modernizantes, que se afincan en las masas eufóricas que gritan por el cambio; aunque no sepan hacia dónde gira el timón y menos, las consecuencias negativas para sus existencias.

En cada entorno nacional, esta tendencia avasalladora se expresa de diferentes formas; lo cual responde a la existencia de actores que sirvan de contrapoderes. Pero en el caso guatemalteco, los escenarios son más nefastos por la precariedad de las fuerzas motrices capaces de contraponer el avance de las formas fascistas de nuevo cuño. Las expresiones de sociedad civil están alicaídas, en condiciones de sobrevivencia, dispersas y sin proyecto político conjunto. El sector empresarial, muestra, en general, sus rasgos primitivos que lo mantienen a la defensiva permanente, dispuestos a aprovechar las ventanas de oportunidad para generar ganancias sin apostar mayor cosa en función de propósitos nacionales. Las expresiones del crimen organizado siguen sus caminos, y se aprovechan del constante vaciamiento de la política, del mercado, de las reglas del estado de derecho, y de la institucionalidad pública. Así las cosas, poseemos todas las condiciones para que las tendencias regresivas en la política global penetren con fuerza descomunal; 2015 fue un primer paso y 2019 será un laboratorio mayor.

 

Mas en Opinión

ENFOQUE: Entre binomios y las encuestas “patito” o chafas

ENFOQUE: La desnutrición ‘le pela’ a diputados y al Gobierno

José Alfredo Calderón: Los convivios navideños y las “alegres…”

ENFOQUE: Cuando se golpea la FE

ENFOQUE: Si el Norte fuera el Sur… o si hubiera más Arjonas

José Alfredo Calderón: La impronta del miedo

Enfoque / Diferente vara de medir: Salud y Educación

ENFOQUE: Entonces… ¿Qué país queremos?

José Alfredo Calderón: Resumen preelectoral para la prevención de desastres

Enfoque: La niñez guatemalteca en el olvido

Enfoque: ¿Estupidez, torpeza o brillantez?

José Alfredo Calderón: Los aprendizajes de la guerra y el odio

ENFOQUE: Se agitan las aguas electoreras

Enfoque: ¿Metro? Por favor, algo más que demagogia electoral