Politica

LaRed: Congreso, fábrica de ¡pendejadas!

Crispino Picón Rojas

 ¡Pendejadas!

(Dícese de algo tonto o torpe… es algo ruín, propio de un pendejo –persona sinvergüenza y despreciable–)


Derivado de las últimas acciones de los dipucacos –que son mayoría en el Congreso de la República– me puse a pensar sobre el trabajo que realizan, la forma en que lo hacen y a quién o quiénes benefician. La respuesta que me di a mí mismo fue sencilla: el trabajo es malo y mal intencionado, lo hacen todo chapuceado y tienen tres tipos de beneficiados: ellos mismos –por supuesto–, el mejor postor –obviamente el que paga la música que tocan– y la famosa clase política que representan.

Entonces ese fue el tema de la última reunión con mis colegas meseros. Me dispuse saber que piensa y dice la gente normal sobre esta clase de políticos que debiera estar en vías de extinción. No hubo sorpresa, la mayoría de personas se expresa mal de los dipucacos, y tienen los peores calificativos para identificarlos: corruptos, ineptos, abusivos, transeros, cuando no ladrones, aprovechados, malacates, malandrines y, como dirían muchos, auténticos hijos de la gran…

Lo peor de todo es que han vuelto el Congreso de la República una auténtica fábrica de hacer ¡Pendejadas!, que van desde las más chiquititas… hasta las más grandototas, pero ninguna se escapa.

Eso sí, cuando se trata de hacer alguna ley que les favorezca de manera directa o indirecta, suelen servirse con la cuchara más grande posible y, sin asomo de vergüenza, es decir, de la manera más descarada. Si no, que lo diga la dipucaca –por dipu y por cacaDelia Bac, quien llegó al colmo de inventarse la existencia de una aldea –el Paxtal, le puso– para que el Congreso aprobara la pavimentación de la carretera que, en realidad, llegaba al SPA Bello Horizonte, ¡por supuesto! de su propiedad.

Ese es el botón de las ¡pendejadas! que aprueban estos dipucacos, al mejor estilo de la vieja política, esa que siempre termina prevaleciendo en el Congreso.

Pues bien, la misma Bac(…) se tiró una soberana estupidez juntamente con cuatro colegas suyos –todos parecidos–: Eva Monte Bac –digna hija de su madre–, famosa por haber intentado prohibir el reguetón; Dolores Beltrán –ni huele y solo hiede–; Estuardo Galdámez, más recordado por querer dejar libres a la mitad de delincuentes del país que por las transas que hace a escondidas y; Karla Martínez, una doctora cuyos pacientes se sintieron aliviados cuando dejó la profesión para convertirse en parlamentaria…

La estupidez en cuestión es nada menos que presentar una iniciativa de ley para callar a los medios de comunicación y las redes sociales, como si eso se pudiera. Son tan ¡pendejos!, que ni siquiera conocen la Constitución, que en su artículo 35 garantiza –PARA TODOS LOS CIUDADANOS, no solamente para los periodistas– la libertad de expresión por cualquiera medios. Además ese escudo constitucional establece que ese derecho no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna.

Para cualquier mortal medianamente entendido, esto es tan claro como el agua Salvavidas, pero ni modo, para los mencionados dipucacos, es tan confuso decidieron lucirse en conferencia de prensa con semejante ¡pendejada!

Sin embargo, como hay que ser honesto, este no es el único churro propuesto por algunos parloteadores, porque si no, basta con ver todas las tonterías que han propuesto como reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos y otras tantas. Eso si, no vayan a pasarles alguna iniciativa de ley bien untadita, porque esa sí sale al gusto del cliente.

Se comenta en los corrillos del Congreso –así me lo cuentan mis colegas meseros que trabajan en ese Organismo–, que ya están preparando un montón de ¡pendejadas! para poder negociar sustanciales cambios al proyecto de Presupuesto de Gastos de la Nación 2019, porque con cada cambio pueden lograr una salpicadita, que bien les sirve para sus regalitos navideños.

Ese es el tipo de diputados que domina el parlamento hoy en día. También están por preparar otro gran tamal con la nueva Junta Directiva del Congreso, aunque don Jimmy Morales ya se adelantó y le ha prometido al auténtico junior, Álvaro Arzú, que en memoria de su padre, tendrá un año más en la macolla. ¿Qué tal de ¡pendejadas!?

 

Mas en Politica

Comedores sociales compran con sobreprecio y se aceleran aperturas en época prelectoral

Encuentro por Guatemala expresa dudas en torno al Presupuesto; espera se introduzcan cambios

Alianza oficialista reelige a Álvaro Arzú Jr. como presidente del Congreso para el año 2019-2020

Un Congreso desprestigiado elige hoy nueva Junta directiva: ¿Arzú Jr. o Montenegro?

Iván Velásquez y Thelma Aldana, mejor calificados que Jimmy Morales (Encuesta)

Congreso hace reforma y suprime “financiamiento electoral ilícito”

Pesquisidora principia blindaje de Jimmy Morales en el Congreso

LaRed (Crispino Picón Rojas): ¡SOBERANO!

Llegó el ‘Día de la ONU’ para Jimmy Morales

Marchas y protestas de universitarios, colectivos y ciudadanos

#CrisisCicig | Termina semana de tensión, protestas y confrontación

El reto de Fernando del Rincón (CNN) muestra cambio radical de Jimmy Morales sobre Iván Velásquez y CICIG

Nineth Montenegro presenta pruebas de descargo por delito que se le imputa

Presidente Morales repudiado en Xela; no asiste a inauguración de la Feria más importante del país